Pedro Sánchez ha anunciado una inversión adicional de más de 1.200 millones de euros para Formación Profesional (FP) que se aprobará en el Consejo de Ministros de este martes. De este dinero, 800 millones serán para la formación de trabajadores y empresas y el restante, 300 millones, para aumentar las plazas, mejorar las instalaciones e internacionalizar a los alumnos.

«En definitiva, estamos hablando de una apuesta de país», ha manifestado Sánchez en una breve declaración sin preguntas tras una visita al Centro Integrado Público de Formación Profesional (CIFP) de Mislata junto al ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de esta localidad valenciana, Carlos Fernández Bielsa.

Sánchez, que ha escuchado algunas experiencias de los alumnos del centro, ha destacado el compromiso del Gobierno por la FP en los últimos cuatro años y ha apuntado a la desigualdad intergeneracional como «reto pendiente» en España.

«Apostamos por la Formación Profesional porque creemos y queremos el mejor de los futuros para nuestros hijos», ha dicho, e incluso ha asegurado que «dentro de muchos años, cuando eche la vista atrás», la «dignificación» de la FP será de los logros de los que se sienta más orgulloso como presidente.