España

Interior convoca 2.456 plazas para ingresar en la Policía, un 10,7% más

La oferta pública de empleo que aprobará este martes el Consejo de Ministros incluirá 238 puestos más que en 2021 al elevarse la tasa de reposición en los cuerpos policiales del 115 al 125% | En la escala ejecutiva se convocarán otras 150 plazas

El ministro Grande-Marlaska, el pasado viernes en el acto de jura o promesa de la última promoción de al Policía.

Grande-Marlaska, el pasado viernes en el acto de jura o promesa de la última promoción de la Policía.

El Ministerio del Interior ofertará este año 2.456 plazas para el ingreso en la escala básica de la Policía Nacional, lo que representa un incremento del 10,7 % respecto a los puestos que se convocaron en 2021 (2.218). Ello se explica en gran medida por la decisión del Gobierno de elevar del 115 al 125 % la tasa de reposición en los cuerpos policiales, lo que ayudará a recortar el déficit acumulado a raíz de la última crisis económica.

El Consejo de Ministros tiene previsto dar luz verde este martes al real decreto por el que se aprueba la Oferta de Empleo Público (OEP) de la Policía Nacional para 2022. Según ha podido conocer El Independiente, se autorizará la convocatoria para oposición libre de 2.456 plazas en la escala básica (de las que 491 se reservarán para militares profesionales de tropa y marinería con al menos cinco años de antigüedad) y 150 en la escala ejecutiva.

En el caso de la básica, se trata de la mayor cifra desde que en 2019 se convocaron 2.506 plazas. Un año después salieron 2.366 y el pasado ejercicio 2.218, registrándose el mayor número en 2017 (3.201). Con todo, algunas academias especializadas en la preparación de aspirantes a entrar en la Policía Nacional proyectaban para 2022 una cifra sensiblemente superior a la que se aprobará finalmente, al estimar hasta 3.216.

Durante la última crisis económica, las medidas de estabilidad presupuestaria llevaron al Gobierno a congelar las ofertas de empleo, lo que motivó convocatorias anuales de entre 140 (2013) y 254 plazas (2014). El bajo número de puestos para ingresar en la Policía y las bajas que se registraron durante esos años -como fallecimiento o jubilación- motivó una merma que no se ha podido recuperar aún del todo.

La Policía oferta 238 plazas más para ingresar en la escala básica tras elevarse del 115 al 125% la tasa de reposición

Desde que Fernando Grande-Marlaska asumió el cargo, el Ministerio del Interior ha convocado un total de 12.446 puestos para acceder a la escala básica del Cuerpo Nacional. El desglose es el siguiente: 2.900 en 2018, 2.506 en 2019, 2.366 en 2020, 2.218 en 2021 y 2.456 en 2022. Los sindicatos calculan que, en la actualidad, en torno al 10 % de las plazas que integran la plantilla de la Policía siguen vacante, por lo que demandan convocatorias más ambiciosas para que no se vean comprometida la seguridad ciudadana.

Sea como fuere, el número de plazas es el mayor de los tres últimos años, en gran medida por la decisión del Ejecutivo de elevar la tasa de reposición. Según se detalla en los Presupuestos Generales para 2022, la tasa de reposición en los cuerpos policiales -tanto del Estado, como autonómicos y locales- se sitúa en el 125 % frente al 115 % de años anteriores. Esa cota es superior a la de otros sectores considerados prioritarios como educación y sanidad (120 %) y está muy por encima de la tasa general (110 %).

Según los datos ofrecidos por el titular de Interior el pasado viernes durante la ceremonia de jura o promesa de los integrantes de la XXXVI promoción (convocatoria de 2019), a final de este año serán ya casi 70.000 los policías en activo, «6.500 más que en 2018». A esa cifra, según Grande-Marlaska, hay que sumar los 5.159 agentes e inspectores-alumnos que se encuentran en fase de formación.

Sentencia judicial

Una vez aprobado este martes el real decreto por el Consejo de Ministros, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicará en las próximas semanas la resolución por la que la Dirección General de la Policía convocará oposición libre para cubrir las 2.456 plazas de alumnos en la Escuela Nacional de Ávila y abrirá el plazo para que los aspirantes puedan empezar a presentar las solicitudes de admisión. Se trata de la promoción a la que se asignará primer destino a mediados de 2025, una vez completada la formación teórica y práctica.

Si la sentencia es firme, a este proceso selectivo tendrán que ser llamados los opositores de 2019 que, en virtud de las sentencias que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha empezado a dictar a finales del pasado mes de abril, hayan superado la nota de corte en ortografía para someterse al reconocimiento médico. Interior, con todo, tiene hasta primeros de junio para recurrir ante el Tribunal Supremo.

Como informó este diario, el alto tribunal madrileño ha enmendado la plana a la Dirección General de la Policía y ha considerado válidas cuatro palabras incluidas en el examen ortográfico que el tribunal había corregido como incorrectas (‘reditar’, ‘ciberataque’, ‘preminente’ y ‘LGTBI’). Ello abre la puerta a que unos 870 opositores que quedaron apeados en aquel momento al no haber obtenido en dicho test al menos 6,20 puntos puedan someterse ahora a la última prueba del proceso selectivo (reconocimiento médico, entrevista personal y test psicotécnicos) en su intento por lograr una plaza en el Cuerpo.

Las constantes incidencias en este examen, al aplicar la Policía en la corrección de algunos vocablos un criterio opuesto al que defiende la propia Academia Española de la Lengua (RAE), llevó el pasado mes de febrero al Ministerio del Interior a eliminar la prueba con la que se evalúa la capacidad ortográfica de los aspirantes, si bien se podrán incorporar contenidos relacionados con esta materia en el ejercicio de conocimientos. Ello será de aplicación ya a partir de las próximas oposiciones.

Interior tendrá que citar también a los opositores apeados en 2019 y a los que la Justicia les ha dado ahora la razón

«El tiempo transcurrido y la experiencia adquirida en la ejecución de los procesos selectivos de la Policía Nacional, en tanto no se produzca la aprobación del nuevo reglamento de procesos selectivos y formación que actualice su regulación, aconseja la actualización de algunos aspectos (…) con la finalidad de agilizar y mejorar los procesos de selección», se lee en la orden por la que el ministro Grande-Marlaska modifica la norma que desde 1989 desarrollaba las previsiones contenidas en el reglamento de ingreso, formación, promoción y perfeccionamiento de funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía.

De otro lado, la nueva orden establece que, a partir de la próxima convocatoria, se fijará un número máximo de aptos en la prueba de conocimientos. Hasta ahora, las bases que regulan el proceso selectivo establecen que serán considerados aptos los aspirantes que hubieran obtenido al menos 5 puntos, sin marcar un número concreto.

En el examen de conocimientos, los opositores tienen que contestar por escrito en 50 minutos un cuestionario de cien preguntas -de un programa formado por 44 temas de ciencias jurídicas y sociales y materias técnico-científicas- con un enunciado y tres alternativas de respuestas de las que sólo una es correcta. Es uno de los test a los que se enfrentan los aspirantes que hayan superado la aptitud física.

Según establece la orden que regulará la próxima oposición libre, este examen se calificará de cero a diez puntos y únicamente serán seleccionadas para continuar en el proceso los aspirantes que hayan obtenido las mejores calificaciones «hasta llegar a un número comprendido entre 1,5 y 3 por plaza convocada», según se determine en cada convocatoria. El resto queda automáticamente excluido.

Comentar ()