Más de 60 dotaciones de los bomberos trabajan en la extinción de un incendio declarado este mediodía en Artesa de Segre (Lleida). El fuego ha quemado ya 150 hectáreas de cultivos y zona boscosa y se habría originado en un campo que fue segado ayer, según los vecinos de la localidad. El fuego avanza sin control y empujado por el viento.

Los mossos han desalojado además el núcleo de La Clua, en el que viven entre 20 y 30 personas, según fuentes municipales. El incendio se produce en un día de temperaturas de récord en la provincia de Lleida, donde hoy se espera alcanzar los 40 grados, y el mismo día en que se ha presentado el dispositivo de la campaña de incendios de la Generalitat.

Un total de 63 dotaciones, 7 de ellas aéreas, trabajan en la extinción del incendio, de momento sin control, para estabilizar la cabeza del incendio y evitar que se abra camino hacia el valle del Segre. El fuego se ha originado en la carretera entre La Clua y Baldomar, según los mossos.

Campaña de incendios

El incendio confirma los temores del consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, que este miércoles ha presentado el dispositivo para afrontar la campaña forestal de este año. Elena ha advertido de que será una de las campañas «más largas y difíciles de los últimos años. En lo que llevamos de año ya se han producido 285 incendios forestales que han quemado 607 hectáreas en Cataluña, la cifra más alta desde 2012.

Elena ha destacado que se han multiplicado los incendios de vegetación que obligan al cuerpo de bomberos a actuar de forma simultánea, debilitando la respuesta contra los incendios. En este contexto, el cuerpo se ha reforzado con «más de 500 personas» ha asegurado el consejero, además de 24 helicópteros, 10 aviones de vigilancia y ataque y 2 hidroaviones. e

Los bomberos contarán con 1.200 medios terrestres, sumados a los 16 drones de vigilancia de los Agentes Rurales.


.