España

El PSOE cancela la Pride Week de Palma de Mallorca y cesa a la concejal de Podemos encargada

El alcalde socialista de Mallorca, José Hila.

El alcalde socialista de Mallorca, José Hila. EUROPA PRESS

El alcalde socialista de Palma de Mallorca, José Hila, ha firmado este jueves el decreto de cese de la hasta ahora regidora de Justicia Social, Feminismo e Igualdad, Sonia Vivas, de Podemos.

Así lo han confirmado fuentes municipales a Europa Press, que han adelantado, igualmente, que se cancela toda la programación de la ‘Pride Week’, que había generado una gran polémica política en el consistorio mallorquín.

En el decreto, el primer edil asigna a la regidora Elena Navarro las áreas de Vivas, así como su integración en la Junta de Gobierno como miembro y como regidora secretaria suplente.

La crisis se desató la pasada semana, en la rueda de prensa de presentación de los actos de la ‘Pride Week’, en la que la organizadora del evento, Kristin Hansen afirmó, entre otras cosas, que la semana del orgullo atraería a Palma a «gente de los pueblos que nunca habían visto una lesbiana». La ‘Pride Week’ se presentó además como una oportunidad de aumentar la atracción turística a la isla. Algunos artistas anunciaron además que cancelarían su presencia en el evento por la presencia en algunos actos de una ex militante de Vox.

Todo ello desató una batalla feroz entre los socios del gobierno municipal y las entidades LGTB de la isla. El alcalde Hila pidió en un primer momento calma y paciencia hasta ver cómo se solventaba la celebración del evento. Y descartó el cese de Sonia Vivas, la concejal de Podemos al mando de ese área en el consistorio.

Sin embargo, horas después el partido Mès per Palma emitió un comunicado anunciando que no participaría en la Pride Week por contribuir a la «turistificación y mercantilización» de la isla y del propio movimiento LGTB. En el escrito acusaba a Podemos de erosionar el Gobierno municipal.

La respuesta de los concejales de Podemos Sonia Vivas y Rodrigo Romero llegó con otro comunicado en el que atacaban a la concejal de Més Neus Truyol, a la que achacan una «nefasta gestión» de los planes de urbanismo y subrayaban su participación en una investigación medioambiental.

Pese a que ese escrito se presentó en nombre de Unidas Podemos, tanto Podemos Palma como Izquierda Unida se desvincularon del comunicado y afirmaron que no partía de ninguna decisión orgánica de los partidos.

El cese de Sonia Vivas, que además ha anunciado que pasará al Grupo Mixto, deja en el aire el gobierno de izquierdas en la capital balear. Tras las elecciones municipales de 2019, gobierna el PSOE (9), junto a Podemos (3) y Més (3), logrando los 15 ediles necesarios para la mayoría absoluta. Sin embargo, la salida de Vivas al Grupo Mixto deja a la coalición de gobierno en 14 ediles y sin mayoría suficiente, por lo que obliga a negociar efectivamente cada decisión con la propia Vivas.

En la oposición, el PP logró seis concejales en las últimas elecciones municipales, por los cuatro de Vox y otros cuatro de Ciudadanos.

Te puede interesar

Comentar ()