España | País Vasco

El PNV se queda solo en el rechazo a dedicar una calle a Miguel Ángel Blanco en Vitoria

Ni siquiera EH Bildu, que se ha abstenido, ha rechazado la iniciativa del PP de dedicar una calle al edil asesinado hace 25 años por ETA. Sin embargo, el cumplimiento del mandato dependerá del alcalde, Gorka Urtaran (PNV).

La exposición "El terror a portada", una selección de noticias sobre el terrorismo de ETA que abrieron los periódicos españoles, ha inaugurado este viernes en Ermua. EFE

El PNV ha sido el único que no ha apoyado la medida. Ni siquiera EH Bildu ha votado en contra. Mientras los seis ediles de la coalición de la izquierda abertzale se han abstenido, los siete del PNV han votado en contra de que Vitoria tenga una calle dedicada a quien fuera concejal del PP de Ermua, Miguel Angel Blanco, asesinado por ETA en 1997. Hoy el pleno del Ayuntamiento de Vitoria ha aprobado dedicarle una calle con motivo del 25 aniversario de su asesinato. Sin embargo, la ejecución de tal medida quedará en manos del alcalde, Gorka Urtaran (PNV), a quien corresponde la prerrogativa de la denominación del callejero de la capital alavesa.

La moción ha partido del PP y en ella se pedía crear una calle al concejal popular de Ermua secuestrado y asesinado por ETA en julio de 1997. La iniciativa ha contado con los votos favorables de los populares (5), el PSE (6) -socio de gobierno en el Consistorio vitoriano junto al PNV- y Elkarrekin (3), que suman mayoría. Por su parte, EH Bildu (6) se ha abstenido y el PNV ha rechazado la moción.

Esta última formación ha presentado una enmienda a la totalidad en la que se proponía celebrar un homenaje a Miguel Ángel Blanco con motivo del 25 aniversario de su muerte, pero no ha salido adelante ya que solo ha contado con los votos a favor de los nacionalistas. El resto de grupos se ha abstenido y el PP ha votado en contra.

Aunque la propuesta popular ha sumado los votos necesarios para salir adelante, el alcalde cuenta con la prerrogativa de poner nombre a las calles de la ciudad, por lo que no está obligado a cumplir este mandato del pleno.

Una conmemoración «singular» como alternativa

La moción del PP recordaba que el secuestro y asesinato del edil popular «marcó un antes y un después en la lucha contra el terrorismo» y «levantó la voz de todo un país» contra ETA, y destacaba que poner una calle a su nombre contribuiría a «recordar su figura y ayudar a terminar con el desconocimiento de la juventud» sobre su figura.

El PNV por su parte expresaba en su enmienda a la totalidad el compromiso con «la memoria de las víctimas del terrorismo, su reconocimiento y reparación», recordaba los reconocimientos que hace el Ayuntamiento a todas las víctimas y defendía hacer, en colaboración con la Fundación Miguel Ángel Blanco, «una conmemoración singular y específica» en el 25 aniversario de este «terrible asesinato».

En el debate de la moción, la edil popular Ainhoa Domaica ha dicho «no poder entender» la postura del PNV, cuyo concejal Iñaki Gurtubai, ha asegurado que que el PNV está de acuerdo con el PP «en lo fundamental». Ha explicado sin embargo que «por desgracia ha habido muchos asesinatos de ETA en Vitoria» y de vitorianos muertos a manos de la banda terrorista en otros lugares y que por tanto «habría que poner calles a todos». «No somos equidistantes, simplemente tenemos un punto de vista distinto», ha zanjado Gurtubai.

Precisamente hoy, Marimar Blanco, hermana de Miguel Ángel, ha pedido a los gobernantes que «no blanqueen a quien todavía hoy no ha condenado ni ha mostrado arrepentimiento por todos y cada uno de los crímenes de ETA». «Pido a los gobernantes que no se permita negociar con el dolor de las víctimas y que no se beneficie a quien causó tanto dolor y tanto horror», ha reclamado Marimar Blanco.

Ideas fanáticas

Blanco ha participado este miércoles en Ermua en la inauguración de la exposición «El terror a portada», una selección de noticias sobre el terrorismo de ETA que abrieron los periódicos del grupo Vocento y que se enmarca en los actos del 25 aniversario del asesinato del concejal del PP.

En su intervención y en declaraciones a los medios de comunicación, Marimar Blanco ha solicitado también que «acabe la triste humillación» que sienten las víctimas cuando se homenajea a los etarras que salen de la cárcel y que «ni las instituciones, ni los gobernantes olviden los principios de memoria, dignidad y justicia».

«Cómo es posible que se den esos homenajes; cómo es posible que haya jóvenes que justifican lo que hizo ETA; cómo es posible que EH Bildu, heredera de Herri Batasuna, sea hoy tan determinante… Hemos acabado con la violencia, pero no con el fanatismo de sus ideas», ha lamentado. Ha asegurado que le acompañará siempre «el horror de las 48 horas» que trascurrieron entre el secuestro de su hermano con la amenaza de muerte y su asesinato, y «el terror, el desasosiego y la esperanza de que fuera liberado o encontrado por la policía».

Te puede interesar

Comentar ()