España

El PP acabará de pagar su sede de Génova a principios de 2030, seis años antes de lo previsto

La cantidad pendiente de devolver al cierre del pasado ejercicio ascendía a 9,12 millones, por lo que ya ha abonado el 75% de los 37 millones que pidió en 2006 para comprar el edificio | Los populares amortizan el crédito a razón de 93.685 euros al mes

Fachada principal de la sede central del PP en la madrileña calle Génova.

Fachada principal de la sede central del PP en la madrileña calle Génova. A. S.

El Partido Popular terminará de pagar a principios de 2030 el crédito hipotecario que pidió en su día para comprar su sede de la madrileña calle Génova si mantiene el ritmo actual de amortización (94.000 euros al mes), lo que le permitiría devolver el capital prestado y sus intereses seis años de la fecha de vencimiento inicialmente acordada con el banco que le prestó el dinero (2036).

Según se detalla en las cuentas correspondientes al pasado ejercicio, presentadas ante el Tribunal de Cuentas el 22 de junio, a la formación que lidera hoy Alberto Núñez Feijóo le quedaban por pagar 9.121.058,18 euros de este préstamo a 31 de diciembre de 2021, tras haber abonado mensualmente 93.685 euros durante el pasado año. Con ese saldo, el PP había amortizado ya el 75,35 % del total.

De acuerdo con los datos reflejados en las cuentas anuales, consultadas por El Independiente, el cuadro de amortización en los ejercicios anteriores ha sido el siguiente: 1.124.222 euros en 2021, 1.093.979,78 euros en 2020, 1.079.064,95 euros en 2019, 994.035,7 en 2018, 1.161.909,92 euros en 2017, 1.061.968,20 euros en 2016, 1.049.054,06 euros en 2015 y 5.981.225,57 euros en 2014. Este último ejercicio lo inició con un saldo vivo de 22.666.519,26 euros y lo cerró reduciendo dicha cantidad hasta los 16.685.293,69 euros, por lo que devolvió en un año el 16,16 % del capital total.

En abril de 2006, el PP pidió un préstamo a Banesto (Grupo Santander) -de 37 millones a Euribor más 0,8 %– para adquirir el inmueble en el que se había instalado la antigua Alianza Popular en febrero de 1983, meses después de las elecciones generales en las que se impuso por primera vez el PSOE de Felipe González y en la que los conservadores se convirtieron en el principal partido de la oposición -lograron 107 diputados- tras el hundimiento de la UCD. La formación ocupó en régimen de alquiler dicho inmueble -propiedad de la aseguradora Mapfre- hasta que escrituró su compra en el primer semestre de 2006, durante la etapa de Mariano Rajoy como presidente.

Sede y corrupción

Testigo mudo de la actividad del partido conservador durante las últimas casi cuatro décadas (incluyendo la etapa de AP), el edificio de Génova 13 seguirá siendo el cuartel general de los populares, después de que Núñez Feijóo haya desechado por completo la idea en la que trabajaba la anterior dirección. En febrero de 2021, Pablo Casado anunció por sorpresa su intención de abandonar el inmueble como medida simbólica para pasar la página del pasado vinculada a los escándalos de corrupción. De hecho, llegaron a explorar el mercado inmobiliario, cifrando en unos 60 millones la cantidad que podrían percibir por la venta.

La salida del sucesor de Rajoy en la presidencia del partido ha enterrado dicho plan. El pasado 30 de mayo, el coordinador general del PP, Elías Bendodo, confirmó la decisión del actual equipo de continuar trabajando en este inmueble, próximo a la madrileña Plaza de Colón. «Los edificios no tienen culpa de nada y la intención es seguir aquí», afirmó. La actual dirección no llevaba aún ni dos meses en sus puestos.

Al PP le quedaba por devolver al cierre del pasado año 9,12 millones, el 25% de los 37 millones que pidió para la compra

Levantado en 1974, el inmueble cuenta con una superficie construida de 10.243 metros cuadrados, según la información que consta en el Catastro. En concreto, las oficinas ocupan 6.811 metros cuadrados repartidos en nueve plantas, si bien la baja se podría destinar a local con unos 600 metros cuadrados. También dispone de un garaje con 107 plazas que ocupan 3.432 metros cuadrados.

El préstamo con el que compró su sede de Génova,13 es uno de los 25 a largo plazo (19 de ellos hipotecarios) que sigue pagando la organización en la actualidad y cuyos saldos sumaban 17.587.779,47 euros al cierre de 2021. Estas operaciones crediticias se firmaron en su momento con 17 entidades financieras diferentes (Abanca, Banco Popular, Banco Santander, Banesto, BBV, Caja Rural de Granada, Caja Rural de Soria, Caja Rural de Zamora, Caja Duero, Caja España, CAM, Crédito Balear, La Caixa, Novagalicia y Unicaja, más Volkswagen Bank Gmb y Renault Financiación) y los periodos de vencimiento oscilan entre 2023 y 2038.

A corto plazo (menos de 12 meses), el Partido Popular tiene también pendiente de devolver 1.849.058,19 euros correspondientes a otras 29 operaciones (entre préstamos y pólizas de crédito), de los que 22 son hipotecarias. El importe por amortizar de estos créditos asciende a 1.749.186,99 euros, lo que representa el 95,59 %.

Te puede interesar

Comentar ()