España

Sánchez "rescata" a Paco Salazar, "sanchista" de primera hora que corrió la suerte de Iván Redondo

Iván Redondo (centro) y Paco Salazar (derecha) en una imagen de archivo EFE

Unos «sanchistas» salen y otros entran. El Consejo de Ministros de ayer nombró a Paco Salazar secretario general de Planificación Política de Moncloa, un cargo de nueva creación para quien fue director adjunto del Gabinete de la Presidencia del Gobierno y que corrió al misma suerte que Iván Redondo en julio el año pasado. Salazar fue cesado de su puesto al mismo tiempo que el experto en comunicación política y nombrado, a modo de «purgatorio» político, que no económico, presidente del Hipódromo de la Zarzuela.

Hoy vuelve para reforzar un área con la que Sánchez pretende dar un nuevo impulso al Gobierno y al partido, habida cuenta de que Ferraz se dirige ahora desde Moncloa con la última remodelación tras la salida de Adriana Lastra de la vicesecretaría general. El objetivo es forzar los sondeos, hoy por hoy favorables al popular Alberto Núñez Feijóo.

En definitiva, «mover pieza» como explicó el propio Sánchez en una conversación informal con periodistas en los Balcanes cuando se le interpeló respecto a las encuestas con intención de voto. No se habló en aquel momento de Salazar, pero esta designación responde, sin duda, a ese movimiento de piezas.

Sánchez cree necesario «mover pieza» para cambiar el sino de los sondeos

El andaluz Salazar fue «sanchista» de primera hora tanto cuando el actual inquilino de la Moncloa tenía las bendiciones de la otrora todopoderosa Susana Díaz, como cuando se enfrentó a ella en las segundas primarias socialistas tras su defenestración el 1 de octubre de 2016. Salazar, junto con el alcalde Quico Toscano, puso la emblemática plaza de Dos Hermanas (Sevilla) a los pies de Sánchez en lo que fue su enorme escalada interna y una demostración de fuerza indubitada.

Su salida de Moncloa vino acompañada también de su desaparición del organigrama de Ferraz donde llegó a ser secretario ejecutivo de Acción Electoral, aunque en los últimos años no ejercía como tal y en la sede federal del partido ni estaba ni se le esperaba. En muy buena medida se le atribuye el mérito de la estrategia que hizo de Salvador Illa el ganador de las elecciones autonómicas catalanas de 2021, pero la debacle en Madrid cambió su suerte y también la de Iván Redondo, entonces director de gabinete del jefe del Ejecutivo.

Sánchez vuelva así a sus clásicos para intentar una carrera de fondo que culminará a finales del año que viene si las elecciones locales y autonómicas de mayo no le vuelve a cambiar la suerte.

Te puede interesar

Comentar ()