El pistoletazo de salida para uno de los procesos más esperados de la Abogacía madrileña arranca este miércoles. Quedan convocadas las elecciones para liderar el Colegio de Abogados de la capital (ICAM) y de momento cuatro personas se disputarán el puesto de decano para sustituir a José María Alonso, quien decidió no presentarse a la reelección.

Se trata de Beatriz Saura, Juan Gonzalo Ospina, Raúl Ochoa y Eugenio Ribón, que en los próximos días aclararán quiénes completan su proyecto y las líneas concretas de sus programas. El plazo para la presentación de candidaturas se cierra el próximo 27 de octubre y no será hasta el 20 de diciembre cuando podrán votar todos aquellos que se colegiaran antes del pasado 5 de julio. Arrancan unos meses frenéticos para el sector.

El Colegio de Abogados de Madrid cuenta con más de 75.000 miembros y mueve un presupuesto anual propio de 35 millones. En su seno tienen representación letrados de todo tipo, desde los socios fundadores de grandes despachos con facturaciones multimillonarias hasta autónomos que ejercen su labor por cuenta propia pasando por los letrados del turno de oficio que llevan años reclamando mejores condiciones.

Los candidatos tienen por delante el reto de conectar con un gremio cada vez más alejado de sus representantes -menos de un 10% de los colegiados votaron en las anteriores elecciones- y en el que las mujeres reclaman políticas igualitarias verdaderas.

Precisamente la defensa de políticas de Igualdad dentro de la Abogacía es una de las líneas que abandera Beatriz Saura, la única mujer que de momento concurre al proceso y no procede de la anterior Junta de Gobierno, pues los otros tres candidatos han sido diputados en la etapa de Alonso (diputado 3º Ribón, 5º Ospina y 8º, Ochoa).

Beatriz Saura: «No queremos que el Colegio se perciba como un lugar que está ahí únicamente para que la gente pague las cuotas

La candidata, en conversación con El Independiente, considera que muchos letrados perciben hoy en día que el Colegio parece «del siglo pasado en muchos aspectos, entre ellos el tecnológico». Por eso, considera que uno de los primeros asuntos a abordar es la modernización para que haya una «comunicación bidireccional entre el Colegio y la profesión» y éste no se perciba como «un lugar que está ahí únicamente para que la gente pague las cuotas».

Otro de sus principales objetivos es acercar la carrera a la ciudadanía y que tenga una «imagen real, cercana y representativa de lo que son los abogados». Para ello, en los próximos días presentará al equipo de su candidatura con el que persigue ganar las elecciones. «Son todos expertos en su ámbito, gente muy valiosa que nunca ha participado en estos procesos pero que quiere trabajar, gestionar, para que los abogados nos apoyemos entre todos y no dar al Colegio por perdido».

Saura copreside actualmente la sección de Compliance del ICAM. Doctora en Derecho, fue profesora en la Universidad Miguel Hernández, donde dirigió el área de Derecho Civil. Ha sido letrada de la Administración de Justicia en la Audiencia Nacional y durante unos años abogada fiscal de provisión temporal destinada en Juzgados de jurisdicción Penal en Alcalá de Henares, Torrejón de Arroz y Arganda del Rey, así como en Violencia sobre la Mujer en Madrid, interviniendo en juicios ante la Audiencia Provincial.

Juango Ospina: «Nuestro objetivo es convertir al Colegio de Abogados de Madrid en la institución más transparente de España

Al segundo candidato a las elecciones del ICAM, Juan Gonzalo Ospina, le harán falta menos presentaciones en sociedad a pesar de ser el más joven. Es el más conocido tanto por los medios de comunicación como en el sector, pues tiene un perfil muy público, siempre presente en los eventos de la Abogacía madrileña.

«Nuestro objetivo es convertir al Colegio de Abogados de Madrid en la institución más transparente de España», afirma a este diario. Su intención es potenciar el área de Derecho de Defensa como la máxima prioridad porque, según afirma, es «la UCI del Colegio», destaca poniendo en valor la labor de trabajadores como Fernando Bejerano.

La principal apuesta de ‘Ahora Abogacía’, el nombre de la candidatura que lidera, es «volver a ser» gracias a la apuesta por «dar servicios» desde el Colegio. En cuanto a las políticas por la Igualdad, afirma que las que verdaderamente hacen falta son las que luchen por la conciliación, «dar la batalla para que las abogadas tengas salas de lactancia». Se siente representante de la «mayor sensibilidad de la Abogacía, de todos sus pequeños segmentos».

Ospina se incorporó en 2012 al despacho Martínez-Echevarría, especializándose en los asuntos penales. En 2016 fundó su propio despacho. Es profesor de Simulación de Juicios en la Universidad Autónoma de Madrid.

Los dos candidatos más veteranos del ICAM son cautelosos con las fechas

Raúl Ochoa y Eugenio Ribón completan el listado de candidatos en la batalla por el liderazgo de la nueva etapa del ICAM.

Ambos han sido miembros, igual que Ospina, de la Junta de Gobierno de Alonso y en su caso han preferido esperar a que se convoquen oficialmente las elecciones para hacer declaraciones a los medios. Los más veteranos son también los más cautelosos con las fechas.

Ochoa fue responsable de Formación del Colegio de Abogados hasta abril, cuando fue destituido. El medio especializado Economist & Jurist publicó que él mismo interpretó su destitución como una consecuencia por haber manifestado que concurriría a las elecciones, en las que durante unos meses se esperó que Alonso optara a la reelección.

Es abogado en ejercicio desde 1991, especializado en litigiosidad, y fundador del despacho Ochoa Marco & Asociados. Miembro de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, secretario de la Asociación Nacional de Abogados Penalistas y miembro del Consejo Académico del Instituto Superior de Derecho y Economía (ISDE), es profesor del máster de Abogacía de la Universidad Complutense de Madrid.

Por su parte, Eugenio Ribón, presidente de la Asociación Española de Derecho de Consumo, presenta este jueves la iniciativa ‘Compromiso Abogacía’, desde la que impulsará su candidatura, junto a Isabel Winkels, abogada especialista en Derecho de Familia y socia directora de Winkels Abogados.

Según se trasladó este martes en la convocatoria de la propia iniciativa, ésta reúne a «abogados de reconocido prestigio que aporten su saber profesional y su experiencia a la mejora y dignificación de la Abogacía. Nace con la vocación de elevar la profesión, de mejorar las condiciones de todos los profesionales de la Abogacía, de facilitar la incorporación de los jóvenes y de mejorar la situación del Turno de Oficio y de la Justicia Gratuita». Afirman que se trata de una «iniciativa paritaria, de hombres y mujeres, que surge por y para todos los abogados: desde las grandes firmas jurídicas, pasando por los medianos y pequeños despachos hasta las asesorías y consultoras jurídicas».

Presidente de la Sección de Consumo del ICAM, Ribón es árbitro de la Junta Nacional de Arbitraje de Consumo y de la Corte Arbitral del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, así como consejero del Consejo General del Sistema Arbitral. Asimismo, es representante del Reino de España en el Grupo Europeo Consultivo de Consumidores de la Unión Europea.