Cataluña | España

Aragonès descarta elecciones y anuncia nuevo gobierno para completar la legislatura

El presidente catalán abre la puerta a la entrada de los Comunes en el ejecutivo anunciando la incorporación de consejeros "que representan los consensos del 80%"

Pere Aragonés comparece en el Palau de la Generalitat Rubén Moreno

Pere Aragonès ha cerrado la puerta a elecciones anticipadas, pese a las acusaciones de ilegitimidad lanzadas por Junts, y ha anunciado la constitución de un nuevo Govern «para lo que resta de legislatura». Un ejecutivo en el que el republicano ha anunciado la incorporación de «consejeros que representan los consensos del 80%, que representan a Cataluña en su plenitud».

La apelación a ese supuesto 80% remite a los Comunes, que en los últimos años han apoyado al bloque independentista en la reclamación de un referéndum independentista o la política lingüística. Aragonès no ha querido explicitar esta opción a preguntas de los periodistas, pero ha asegurado que los nuevos nombramientos se harán «con máxima celeridad».

No abandonaré a la ciudadanía

El presidente catalán ha respondido a las críticas de sus ya ex socios defendiendo su continuidad al frente de la Generalitat como un ejercicio de responsabilidad. «No abandonaré a la ciudadanía en momentos complicados, hay que seguir gobernando» ha argumentado. «Sería irresponsable dejar al país sin gobierno o en interinidad».

Aragonès se ha comprometido a «tender la mano» a Junts para «recoser confianzas» en el bloque independentista. Pero ha dejado claro que buscará los apoyos que sean necesarios «buscando los grandes consensos en los que todos nos encontramos» para sacar adelante la legislatura.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha reaccionado por su parte afirmando que el partido seguirá en el Govern. «Sabemos que será difícil pero estamos seguros de que saldremos adelante» ha afirmado en un mitin en Lleida, «por tanto, un mensaje de tranquilidad y esperanza».

500 días de gobierno de coalición

Exactamente 500 días después de que tomara posesión el gobierno de Pere Aragonès, los consejeros de Junts presentarán su dimisión ante el president. Será el primer paso en la salida de JxCat del ejecutivo catalán, pero esa salida no será efectiva hasta que Aragonès no firme el decreto de cese de los seis consejeros que siguen siendo miembros del Govern.

Con la publicación en un Diario Oficial de la Generalitat (DOGC) extraordinario se completará la salida y Aragonès tendrá vía libre para la designación de un nuevo gobierno monocolor, y probablemente más reducido. El ejecutivo de coalición está integrado por 14 consejerías para garantizar el reparto de poder a partes iguales, tras unas elecciones en las que ERC se impuso a Junts por un escaño.

«El Govern y el president no improvisan en la constitución de ejecutivo, siempre se trabaja con previsión porque es su responsabilidad contemplar todos los escenarios» advirtió el martes la portavoz del Govern, Patricia Plaja, dejando claro que Aragonès y su equipo estudiaban ya las consecuencias de una crisis de gobierno.

Te puede interesar

Comentar ()