España | Tribunales

El Pleno del CGPJ da la espalda al criterio de Carlos Lesmes tras su dimisión

Tan sólo dos vocales, Wenceslao Olea y Mar Cabrejas, apoyan la solución que dejó indicada el presidente dimitido para que el magistrado Francisco Marín Castán fuera presidente del consejo de jueces y del Supremo a la vez

Rafael Mozo, nuevo presidente del CGPJ, junto al resto de vocales.

Rafael Mozo, nuevo presidente del CGPJ, junto al resto de vocales.

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) escenificó este jueves su rechazo al criterio de Carlos Lesmes al elegir como «suplente del presidente» del órgano al progresista Rafael Mozo, el vocal de más edad, frente al magistrado del Tribunal Supremo Francisco Marín Castán por el que había apostado el recién dimitido presidente para su propia sustitución.

Lesmes presentó un informe del Gabinete Técnico del CGPJ al resto de vocales en el que se sostenía que, para evitar una bicefalia en la máxima responsabilidad de ambos órganos, el presidente de Sala más antiguo del Tribunal Supremo, Martín Castán, que además es vicepresidente sustituto del alto tribunal desde la jubilación de Ángel Juanes, debía sustituirle en caso de que él renunciara al puesto, como finalmente ocurrió.

La solución no convenció ni a los vocales progresistas ni a los conservadores. No les sentó nada bien que les indicara lo que debían hacer. Más aún, que Lesmes tratara de obligar a optar por su solución a través de un informe de un equipo de letrados que, en 2019, llegaron a una conclusión opuesta, como se esgrimió durante el Pleno celebrado este jueves. Durante éste, 16 de 18 vocales desoyeron las indicaciones de Lesmes. Tan sólo los vocales Wenceslao Olea, que votó en contra de la elección de Mozo, y Mar Cabrejas, que se marchó de la reunión afirmando que la decisión que estaba tomando la mayoría le parece «ilegal» porque el Pleno no puede nombrar a un presidente, votaron en contra. Algunos miembros del Consejo calificaron el posicionamiento de ambos vocales, incondicionales de Lesmes durante su mandato, de «excesivo».

Una vocal progresista y otra conservadora controlarán la comunicación

Finalmente, la mayoría del Pleno optó por la opción de designar a Mozo «suplente del presidente», que en sus acuerdos y comunicaciones empleará la fórmula ‘el Presidente del CGPJ, p.s., el vocal D. Rafael Mozo Muelas’.

La presidencia por suplencia hasta que PSOE y PP renueven el CGPJ, que se espera sea pronto, tendrá limitaciones a las funciones que la ley reconoce al presidente del órgano, puesto que sus decisiones se colegiarán con el resto de vocales. Principalmente, las relativas a asuntos económicos, de personal interino y de comunicación.

En este sentido, en el acuerdo adoptado por la mayoría del Pleno este jueves, se concluyeron los siguientes puntos: las comisiones legales del CGPJ mantendrán su actual composición, con excepción de la Comisión de Asuntos Económicos, a la que se incorporará el/la vocal procedente de la carrera judicial de mayor edad que no presida otra de las comisiones legales; todo el personal eventual del CGPJ será confirmado en sus actuales puestos de trabajo en caso de que expresase su voluntad de permanecer en ellos; los vocales auxiliarán al presidente por suplencia en la ejecución de la política de comunicación. A tal efecto, le propondrán de común acuerdo el contenido de los mensajes, notas de prensa y comunicaciones que hayan de ser difundidos por la Oficina de Comunicación del CGPJ, con la que mantendrán un contacto constante. Para este cometido, se decidió que una vocal progresista, Roser Bach, y otra conservadora, Ángeles Carmona, apoyarán a Mozo para tomar las decisiones comunicativas.

«El Presidente por suplencia ejercerá las funciones que le son propias con moderación y voluntad de consenso, y expondrá previamente ante el Pleno las decisiones que proyecte adoptar en materias que no sean de gestión ordinaria para procurar alcanzar el mayor acuerdo posible sobre la decisión final», era el último de los puntos acordados en la designación por la mayoría de los vocales.

Culmina el desencuentro con Lesmes

La elección con una mayoría tan amplia del sustituto de Lesmes ignorando su criterio culmina un desencuentro con su mandato que algunos vocales han llegado a calificar de «demasiado presidencialista». El hasta ahora presidente del Consejo anunció que presentaría su renuncia el domingo, 9 de octubre, con un vídeo institucional que se emitió en los telediarios y avisando a los vocales escasos minutos antes. Trataba de forzar así el acercamiento entre Gobierno y Partido Popular para renovar, casi cuatro años después de que caducara su mandato, el CGPJ. El lunes, el presidente Pedro Sánchez y el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, se reunieron en Moncloa.

Continúa la comisión negociadora para nombrar magistrados del Tribunal Constitucional pero los vocales esperan que los políticos renueven el CGPJ antes de nombrar

Los reproches de algunos vocales a Lesmes ya venían de atrás. En septiembre, llegó a instar a los miembros del bloque conservador a nombrar a los magistrados del Tribunal Constitucional que les corresponde «cuanto antes» afirmando que era su obligación constitucional y lo contrario sería un acto de «rebeldía». Algo que molestó también a los vocales.

Este jueves, el Pleno también ha aprobado un comunicado en el reconoce la labor de Lesmes y donde se asegura que el CGPJ seguirá «actuando con plena normalidad y cumpliendo su cometido constitucional» a pesar de llevar desde diciembre de 2018 en funciones.

Precisamente en el Pleno de este jueves los vocales también han acordado que la comisión negociadora para nombrar a los dos magistrados del Alto Tribunal que les corresponde para que el Gobierno también haga lo propio siga adelante. En realidad, los vocales esperan que antes de llegar a un acuerdo para nombrar los principales partidos del Congreso acuerden renovar el CGPJ y sea el próximo consejo quien realice el nombramiento.

Te puede interesar

Comentar ()