España | País Vasco

Ni Madrid ni Barcelona, el reto imposible de comprar un piso está en San Sebastián: 5.144 euros/m2

El encarecimiento en un 33% en cinco años ha reducido las viviendas en propiedad en favor del alquiler en la capital guipuzcoana. Sus precios son un 29% más caros que en Madrid y un 24% más que en Barcelona.

Donostiarras y turistas disfrutan de un día soleado con altas temperaturas en la playa de la Concha de San Sebastián

Donostiarras y turistas disfrutan de un día soleado con altas temperaturas en la playa de la Concha de San Sebastián EFE/Juan Herrero.

Es un lujo al alcance de cada vez menos personas. Vivir en algunas de las capitales vascas se ha convertido en un sueño imposible o en una trampa que en tiempos de crisis atrapa a quienes un día dieron el paso y hoy asumen en plena crisis el pago de abultadas letras de la hipoteca. La situación es especialmente grave en San Sebastián, la ciudad más cara de España y que ocupa junto a Madrid y Barcelona la cabeza del ranking imposible de la vivienda. La capital guipuzcoana ha visto cómo en sólo cinco años los precios de los pisos se han encarecido en un 33%. Hoy el coste para comprar un vivienda se sitúa en nada menos que 5.144 euros el metro cuadrado.

Es la cifra más alta de toda España y lo hace muy por encima de las capitales que le siguen, Madrid y Barcelona. El precio por metro cuadrado en la capital catalana es de 4.121 euros el metros cuadrado y de 3.992 euros en el caso de la capital de España. Según los datos aportados por el portal Idealista, especializado en vivienda, a septiembre de este año la vivienda es un 29% más cara en Donostia que en Madrid y un 24% más que en Barcelona. Y la diferencia se dispara si se compara con otras capitales de provincia como Valencia, Badajoz o León, donde el precio ronda los 1.300 euros por metro cuadrado, cuatro veces menos que en la capital guipuzcoana.

Un incremento que es la causa de que el número de viviendas en propiedad en San Sebastián la última década haya caído de modo importante. En realidad, lo ha hecho en las tres capitales vascas que también han visto cómo el número de personas que contaban con un piso en propiedad ha descendido. En el caso de Donostia el 79% de sus habitantes reside en un piso que es de su propiedad cuando en 2011 ese porcentaje era de casi el 86%.

Una reducción de propietarios que se explica por el imparable precio que ha registrado, en particular en los últimos años el precio por metro cuadrado en la ciudad. Si se aplicase el coste -5.144 euros/m2- a la superficie media que tiene una vivienda en Euskadi, 87 metros, el coste de un piso en la capital guipuzcoana rondaría de media los 450.000 euros. Hace apenas cinco años, comprar esa misma vivienda sería mucho más económico. En 2017 el precio medio por metro cuadrado estaba 3.836 euros, es decir, la misma vivienda se podría haber adquirido por poco más de 333.000 euros.

Vitoria se encarece un 26%

La segunda capital vasca con mayor incremento de precios por compra en propiedad en Vitoria, si bien su coste por metro cuadrado es menos de la mitad que un piso en la cercana Donostia. En la capital alavesa el coste ronda los 2.496 euros el metro cuadrado. Eso explica que sea la capital vasca con mayor porcentaje de propietarios de vivienda y el menor en alquiler. Pese a ser el precio más bajo de las tres capitales vascas, su importe crece a ritmo elevado. En apenas cinco años lo ha hecho encareciéndose en un 26%.

Por último, en Bilbao la situación es más constante, si bien también figura en el top 5 de ciudades donde el coste por metro cuadrado supera los 3.000 euros el metros cuadrado. En el último lustro el aumento del precio se ha contenido y registra un incremento de sólo el 10%. El coste actual por metro cuadrado es de 3.065 euros, frente a los 2.808 euros de 2017.

Pisos que en términos generales son propiedad en la inmensa mayoría de los casos, pese a sus precios. El mercado del alquiler actualmente sólo representa el 13,5% del total del parque de pisos en Euskadi, según los datos del Instituto Vasco de Estadística, el Eustat. Un porcentaje que es minoritario pero ha crecido de manera muy importante en los últimos años. En la última década la población que en el País Vasco opta por el alquiler ha aumentado en 50.000 personas, los 123.000 que lo hacen actualmente apenas eran 75.000 en el año 2011.

El repaso por el precio medio de la vivienda por capitales de provincia sitúa a San Sebastián, Madrid, Barcelona y Bilbao en el grupo de quienes superan los 3.000 euros por metro cuadrado. Tras ellas se encuentra un puñado de capitales con precios que superan los 2.000 euros, como Sevilla, A Coruña o algunas ciudades Canarias. Entre 1.500 y 2.000 euros el metro cuadrado aparecen capitales como Zaragoza, Santander o varias ciudades de Andalucía. La comunidad autónoma con los pisos más baratos de media es Extremadura, con 929 euros el metro cuadrado.

En términos autonómicos, la Comunidad de Madrid es la que registra un precio más elevado si se valora el conjunto de localidades, con un precio medio de 3.119, seguido del País Vasco, con 2.749, Cataluña con 2.331 euros y Canarias con 2.033 euros el metro. En el otro extremo, el más económico en el conjunto de la CCAA, aparecen Extremadura, con 929 euros, y Castilla La Mancha con 886 euros de coste medio por metro cuadrado.

Te puede interesar

Comentar ()