España

La exigencia de Podemos para que Victoria Rosell entre en el CGPJ pone en riesgo el acuerdo

El Partido Popular mantiene como línea roja que los candidatos escogidos no procedan directamente de la política

Victoria Rosell, delegada del Gobierno par ala Violencia de Género

Victoria Rosell, delegada del Gobierno para la Violencia de Género EFE

Podemos ha dado un paso más respecto a su intención de que la delegada del Gobierno para Violencia de Género, Victoria Rosell, entre como vocal en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que pone en riesgo el acuerdo de renovación que Gobierno y Partido Popular parecían estar a punto de sellar.

El partido ha pasado de presentar a la magistrada canaria, exdiputada morada por Las Palmas, como una de sus opciones entre los dos candidatos que el PSOE cederá a sus socios de Gobierno, a exigir que Rosell entre sí o sí en dicho cupo. Dicho empeño pone en peligro el éxito del acuerdo para desbloquear el órgano que lleva desde diciembre de 2018 caducado puesto que una de las líneas rojas del principal partido de la oposición es que ninguno de los candidatos para el consejo de jueces proceda directamente de la política.

Podemos reafirma que Rosell debe ser una de las candidatas elegidas para formar parte en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y han avisado de que se descolgarán de un posible acuerdo de renovación del organismo si no forma parte de la nueva terna de vocales. Así lo han trasladado a Europa Press fuentes de la formación morada para aseverar que incluir el nombre de Rosell es condición necesaria para poder apoyar un acuerdo con el PP para desbloquear el órgano de gobierno de los jueces. Desde Podemos han defendido que en esta negociación no pueden darse vetos y que en los contactos con sus socio se pactó que les corresponden proponer a dos vocales del CGPJ. En consecuencia, insisten en que «no van a participar en ningún acuerdo» si se excluye el perfil de la exdiputada de Unidas Podemos y se incurre en un «reparto bipartidista».

La anterior negociación rota por De Prada

Precisamente la última negociación entre Gobierno y Partido Popular que estuvo a punto de llegar a buen puerto, de la que se ocuparon también el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, y el ex secretario general del Partido Popular, Teodoro García Egea, saltó por los aires entre otros motivos porque Podemos exigió al PSOE que José Ricardo De Prada entrara en el consejo de jueces.

El magistrado, autor de las frases de la sentencia del caso Gürtel que propició la primera condena contra el PP por lucrarse de la trama de corrupción de las empresas de Francisco Correa en los municipios madrileños de Pozuelo y Majadahonda y la moción de censura contra Mariano Rajoy, fue una línea roja del partido de la oposición entonces presidido por Pablo Casado.

Te puede interesar

Comentar ()