No es habitual saltar de la enología a la política, salvo si se es de La Rioja, claro. Ese fue el periplo de la presidenta autonómica, Concha Andreu (Calahorra, 1967), que a veces recuerda su pasado como bodeguera. De momento se enfrenta al reto de conservar el Ejecutivo de una región donde el PP ha gobernado 24 años ininterrumpidamente y se rebela contra la idea de aparecer como el eslabón más débil de las comunidades socialistas.

Quizá por ello no se apunta la confrontación con el Gobierno central ni se suma a una carrera de bajada de impuestos. De hecho, asegura que Pedro Sánchez «me suma» y que en lugar de buscar el choque se dedica a «gobernar», en lo que puede considerarse una crítica velada a algunos compañeros de filas que transitan por el camino de la rebeldía.

Pregunta -¿La rebeldía contra Ferraz y Pedro Sánchez vende?

Respuesta. -Lo que estamos viendo es la reivindicación del territorio, pero no en contra del Gobierno central. Hablé con Ximo Puig día 12 de octubre. Le dije que lo que estaba haciendo ahora fiscalmente nosotros lo abordamos nada más llegar al Gobierno en 2019. Lo que pasa es que ahora ha chocado algo.

P. -No se ha sumado a la carrera impositiva ni a la bajada de tasas.

R. -En 2019, en la ley de acompañamiento a los presupuestos, ya modificamos la progresividad fiscal y rebajamos la bonificación del impuesto de Patrimonio del 99 al 50 por ciento y no fue noticia. Más tarde bajamos la tasa de caza, porque durante la pandemia tuvimos una sobrepoblación de conejo y corzo que con tanta huerta y viña nos iba a provocar daños, también las tasas universitarias y el transporte urbano y ferroviario.

«A nosotros nos suma Sánchez»

P. – ¿Sánchez les suma o resta?

R. -A nosotros nunca nos ha ido tan bien en La Rioja como cuando está gobernando este PSOE con Pedro Sánchez. En los cuatro años de Gobierno del PSOE en España se han incrementado los recursos para La Rioja en un 32 por ciento. A La Rioja se le escucha. No puedo estar más que orgullosa. A nosotros nos suma.

P. -Da la sensación de que el PSOE es un partido de baronías pero poco de baronesas o, al menos estas son mucho más discretas y no entran al debate de la política nacional.

R. -En La Rioja nunca había habido una presidenta, ni una candidata. Creo que arrastramos todavía esa desigualdad en cuanto a liderazgos femeninos. Y cuando conseguimos liderar, gobernar o dirigir una empresa, nos ponemos a trabajar y menos a hacer declaraciones grandilocuentes que puedan ser chocantes o llamar la atención, pero que no influyen en la gobernanza interna. No necesito hacer declaraciones que choquen, todos sabemos decir cosas que llamen la atención, pero aquí hemos venido a gobernar.

P.- ¿Por qué los ciudadanos apoyan las medidas implementadas por el Gobierno pero electoralmente, con la única excepción del CIS, Sánchez no despega?

R. -De socióloga tengo poco, soy más bien enóloga y gobernanta de esta Comunidad. No lo entiendo, lo que si sé es que hay unas bases muy firmes y amplias de voto, pase lo que pase, tanto para el PSOE como para el PP.

En el Gobierno habrá un porcentaje de riña de verdad, pero lo demás es postureo»

P. -Gobierna en coalición con la anterior candidata de Podemos y el apoyo de IU. ¿Cómo es la convivencia interna? ¿Se parece a la del Gobierno central?

R. -Me gustaría de verdad saber qué pasa dentro del Gobierno. Lo que vende fuera es la disparidad de opiniones y la discusión, pero dentro estoy segura que hablan. La discusión es lícita, sobre todo cuando se aproximan las elecciones. Cada uno quiere tener parte de protagonismo. Lo importante es que la ciudadanía no lo interprete como ruido. Habrá un porcentaje de riña de verdad, pero lo demás es postureo.

P.- ¿Están fuertes sus socios de cara las elecciones de mayo?

R. -IU tiene la misma lideresa. En Podemos sí ha habido numerosos cambios. Ahí es donde no les veo tan fuertes como cuando fueron a las elecciones. No obstante quedan unos meses. Me parece importante que vayan fuertes.

P. -El PP riojano es un partido en crisis, pero parece que la marca sigue fuerte.

R. -No. Me baso conversaciones con simpatizantes, concejales y alcaldes del PP y no les ha gustado que les impongan un político desde Madrid, por mucho que sea riojano. Esa unidad inquebrantable de antes se ha perdido completamente. Ha habido casi tres candidatos a primarias del PP y no se ha respetado la voz del militante. No hay democracia interna.

Podemos no está tan fuerte como en 2019. Ha tenido muchos cambios»

P. -¿Quién se va a llevar el voto de Ciudadanos? ¿Entrará Vox en el Parlamento regional?

R. -Vox solo tiene un concejal en La Rioja. No sé qué equipo tiene ni cómo va a resultar. Por su parte, Ciudadanos desaparece y quiero creer que las políticas de este Gobierno progresista puedan parecerles importantes a una parte de los que votaron a esta formación.

P. -¿Por qué da la sensación de que uno de los gobiernos socialistas que más peligro corren es el suyo?

R. -Pues no lo sé. Los sondeos dan que ganamos.

P. -Pero una cosa es ganar y otra gobernar.

R. -Ahí está la cuestión. Yo como presidenta del Gobierno y secretaria general del PSOE en La Rioja voy a por una amplia mayoría que nos permita desarrollar las medidas de nuestro programa. Tenemos tanto trabajo hecho…

P. -Tiene dos proyectos muy ambiciosos, la Enorregión y el Valle de la Lengua. ¿Está satisfecha con la financiación que recibe?

R. -Nunca estamos satisfechos, pero hay muchos fondos que podemos convertir en riqueza. No hemos dejado de pedir ni de recibir ningún fondo europeo ni de Next Generation. El Valle de la Lengua es un proyecto muy querido y mimado por el Gobierno de España.

P. -¿Cuenta con el apoyo del PP? ¿Seguirían adelante estos proyectos si hay un cambio de Gobierno regional?

R. -Estoy segura de que sí porque son de estado, de nuestro estado regional.  Igual que hubo unanimidad en el Parlamento cuando solicitamos apoyo al ministerio para el ferrocarril.

Narbona nos dijo que había que dar una vuelta a las enmiendas a la ley de bienestar animal»

P. -Ustedes tienen una ley de protección animal que incluye los perros de caza. ¿Por qué su partido ha enmendado en el Congreso la ley de bienestar animal en sentido contrario?

R. -Aquí fue muy difícil, pero al final se consiguió el acercamiento entre la Federación de Caza de La Rioja y los animalistas. Después de muchas idas y venidas, de discusiones, de disgustos y de reuniones, parecía que no íbamos a llegar a un acuerdo. El perro de caza debe tener unas condiciones dignas. Cristina Narbona [la presidenta del PSOE y exministra de Medio Ambiente] nos visitó y dijo que sí, que habría que darle otra vuelta a ese tema. No están de acuerdo del todo con llevar adelante esas enmiendas. Es posible que, una vez presentadas, admitan transaccionales.

P. -¿Es Feijóo un insolvente?

R. -No está respondiendo a mis expectativas. Pensé que era un hombre de Estado y que iba a preocuparme cuando tomara las riendas del PP a nivel nacional. Lo veía consensuador, no cizañero ni superficial y lo está siendo. Tuvimos una época de conocernos muchísimo durante las conferencias de presidentes. La relación fue fluida y buenísima. Ahora no lo veo como me lo imaginaba, menos Pablo Casado, con propuestas estudiadas y no con ocurrencias.