El exdiputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez, a quien se retiró el escaño en el Congreso de los Diputados después de condenarle el Tribunal Supremo a un mes y quince días de prisión (sustituida por una multa de 540 euros), vuelve a la política.

El exsecretario de Organización de Podemos ha presentado este lunes su nuevo espacio político bajo el nombre ‘Proyecto Drago’, con el que pretende participar en las elecciones autonómicas y locales de 2023. Según ha indicado en rueda de prensa, con este nuevo espacio, el exdiputado quiere centrarse sobre todo en las inquietudes de los canarios y representar los problemas de sus islas, como el desarrollo turístico, el crecimiento demográfico y defender el patrimonio natural.

El partido está aún en fase de formación, pero Rodríguez ya ha dejado claro que está abierto a posibles alianzas con otras fuerzas políticas, como por ejemplo, Podemos o el proyecto ‘Sumar’ de Yolanda Díaz, siempre que compartan sus planteamientos y respeten sus decisiones.