España | País Vasco

El Gobierno vasco destina 2,5 millones a 'bonos de comida' para hacer frente a la inflación

Estarán destinados a familias en situación de extrema dificultad y serán gestionados por la Cruz Roja. Se suman a los bonos ya en marcha para compensar la pobreza energética y las ayudas a la vivienda.

Imagen de un supermercado.

Imagen de un supermercado. Aldi

El Gobierno vasco ha incluido ayudas en forma de ‘bonos de alimentación’ para hacer frente a la subida de precios provocada por la inflación. En el proyecto de presupuestos aprobado hoy para el próximo año por el Ejecutivo de Urkullu se contempla una partida de 2,5 millones de euros que irá destinada a sufragar los bonos con los que poder compensar la subida de precios en productos básicos de alimentación para las familias en situación de necesidad. El plan, que se suma a los bonos para compensar la pobreza energética, será gestionado a través de un acuerdo con Cruz Roja.

Esta es una de las partidas de carácter social más novedosas, a las que se suma el incremento en la llamada Renta de Garantía de Ingresos, que se incrementa en un 8,5% al igual que el Ingreso Mínimo Vital. Ambas ayudas suman una partida total de 485 millones de euros. A ellas se debe añadir los 80 millones de euros que el País Vasco destinará a ayudas para el pago del alquiler de vivienda y que se incrementa hasta los 300 euros mensuales.

Se trata de algunos de los aspectos sociales más significados del proyecto presupuestario que el Gobierno vasco ha aprobado hoy y lo hace con una cigfra récord de 14.250 millones de euros. De ellos, el 76%, destaca el Ejecutivo, tienen un destino de carácter social, fundamentalmente en el ámbito educativo y sanitario. El proyecto presupuestario que ahora debe tramitarse en el Parlamento Vasco se aprobará el 23 de diciembre próximo tras culminar su presentación en las distintas áreas. PNV y PSE cuentan con mayoría absoluta en la Cámara vasca, si bien han insistido en que buscarán el apoyo del resto de formaciones.

Fondos Europeos

El consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, ha destacado que el complejo escenario económico internacional seguirá marcando la economía el próximo año. Destaca que, pese a que la inflación comienza a moderarse, su impacto en la economía de familias y empresas es aún muy elevado: «Cierta clama sí, pero seguimos siendo veletas de una guerra sin sentido, cuyas consecuencias económicas nos lastran a todos». La economía vasca prevé cerrar este año con un incremento del 4,3% y del 2,11% en 2023.

Las cuentas de Urkullu para el próximo año incluyen 11.901 millones procedentes de la recaudación récord de las tres diputaciones forales. En el proyecto presupuestario que ahora comienza a tramitarse se incluyen por primera vez Fondos Europeos, en concreto 93 millones, a los que se suman 260 millones correspondientes a ingresos por MMR.

Entre las partidas más relevantes, además de los departamentos de Salud, 4.638 millones y el de Educación, 3.477 millones, destacan los recursos presupuestados para la Ertzaintza, 709 millones, los trabajos de construcción del Tren de Alta Velocidad vasco, 135 millones de euros, la Radio Televisión Pública Vasca (EiTB), 182 millones de euros y la promoción del euskera a través de la red de euskaltegis HABE, que recibirá 49 millones de euros.

Comentar ()