Desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP), han denunciado la situación en la que se encuentran los policías nacionales que presentan servicio del CATE, los Centros de Atención Temporal de Extranjeros de Cartagena.

A pesar que de todo apuntara a una mejora en la prestación del servicio de recepción de pateras en la localidad, han confesado que se encuentran con numerosos problemas paras cobertura, como la seguridad del mismo, y el traslado de los internos para los diferentes trámites, entre otros.

Uno de esos obstáculos, dicen, es la negativa de la Autoridad Portuaria a que se desembarque en el puerto de Santa Lucía como se ha hecho durante años. Según indica el sindicato, solo se permite el desembarco en los fines de semana. En el lugar, en el que tienen un espacio reservado para la Cruz Roja y la Policía Nacional, cuentan con una serie de aseos y duchas para la higiene de las personas que vienen en patera.

Hay una gran diferencia entre el tiempo que tardan en trasladarlos desde el puerto de Santa Lucía y desde Escombreras, lugar que han denominado como «Campamento de los Horrores».

Tardan 15 minutos en realizar el trayecto desde el muelle de Santa Lucía.

Desde la zona de Escombreras, por el contrario, indican que el trayecto es más largo y peligroso.

Trayecto que deben realizar desde la zona de Escombreras.

Desde el SUP denuncian que esta situación añade dificultades a su trabajo. Además, también hablan de la poca plantilla con la que cuentan, algo que ven obsoleto comparando con las necesidades operativas que tienen. Entre otras deficiencias se encuentran el acceso a internet y la intranet policial, y el que no haya un responsable fijo en las instalaciones que coordine el servicio.