El Consejo de Ministros ha destituido en pleno proceso judicial a Salvadora Mateos, delegada en Ceuta, que está siendo investigada por un presunto delito de prevaricación continuada en la devolución en agosto del año pasado de 55 niños marroquíes solos al país vecino siguiendo un procedimiento al margen de lo previsto en la Ley de Extranjería.

Además, Mateos tuvo otra polémica que comenzó a raíz de unas declaraciones en las que se lamentaba que no se abriera la frontera entre Marruecos y la ciudad autónoma para que volvieran las «muchachas» que realizan las labores domésticas. Declaró que «en Ceuta, sobre todo las amas de casa estamos deseando que venga la muchacha, te lo digo empezando por mí, que estar trabajando aquí por la mañana y estar de limpieza por la tarde, la verdad es que cuesta».

Su sucesor en Ceuta será Rafael García Rodríguez. Es asesor jurídico del portavoz del Grupo Parlamentario socialista en la ciudad autónoma y responsable jurídico del partido. Además, también es el secretario general de Relaciones Institucionales y Función Pública del PSOE de Ceuta desde 2021 y anteriormente se ha dedicado a la empresa privada y ha sido titular de una gestoría.