La diputada popular en la Asamblea de Madrid y senadora por designación autonómica, Paloma Adrados, ha sufrido este miércoles un ictus cuando estaba en la sede del parlamento regional, y ha sido trasladada al hospital para someterla a pruebas médicas y valorar su estado.

Así lo han trasladado los populares de la Asamblea a Efe y los portavoces de los grupos parlamentarios han mandado ánimos a Adrados, de 66 años, quien fue presidenta de la Cámara entre 2015 y 2019 durante la rueda de prensa tras la Junta de Portavoces.

El portavoz del PP en la Asamblea, Pedro Muñoz Abrines, ha agradecido al resto de grupos su «interés y cariño» por la situación de la «compañera y amiga», y ha añadido que espera «tenga la suerte de salir de esta situación».

«Estamos siguiendo muy preocupados la evolución de Paloma y ojalá que vaya bien y sea fina la cirugía y pueda salir adelante», ha apuntado el líder del PSOE, Juan Lobato.

Por su parte, la coportavoz de Unidas Podemos, Alejandra Jacinto, le ha deseado «una pronta recuperación», mientras la líder de Vox, Rocío Monasterio, ha afirmado que están «todos rezando para que no sea nada».