España

Macarena Olona eleva el tono contra Abascal: "Hay riesgo de ilegalización de Vox"

Macarena Olona.

Macarena Olona. EP

Macarena Olona ha elevado este martes el tono contra Santiago Abascal al asegurar que «hay riesgo de ilegalización de Vox«.

La ex diputada de Vox ha considerado este martes que la formación de Abascal podría ser ilegalizada por falta de democracia interna, y ha dicho que si su antiguo partido deja de ser alternativa estará «a disposición de los españoles para dar un paso al frente y levantar banderas que son necesarias para España».

«Hay riesgo de que se ponga en marcha el proceso de ilegalización de Vox», ha advertido la ahora presidenta de la Fundación Libertad Iberoamericana en una entrevista en Telecinco recogida por la agencia Efe.

Ha asegurado que el Gobierno o la Fiscalía General del Estado podría activar ahora «el botón» de la ilegalización «por razones políticas» relacionadas con el año electoral.

Siendo secretaria general de Vox en el Congreso, Olona ya advirtió a los suyos de que, con el nombramiento entonces de Dolores Delgado como fiscal general del Estado, el Gobierno pretendía ilegalizarles con el argumento de que el discurso de Vox en materia de inmigración ilegal y violencia de género podría encuadrarse en delitos de odio.

«Ahora hay un nuevo riesgo desde el momento en que, con ocasión de mi salida (de Vox), empiezan a aflorar voces que han estado vinculadas al partido y que denuncian falta de democracia interna», ha explicado.

Según ha dicho, el proceso para ilegalizar un partido no solo puede producirse por cuestiones de fondo relacionadas con su argumentario, sino también «cuando un partido político deja de actuar de manera democrática».

El artículo 6 de la Constitución

Y esto es así, ha señalado, conforme al artículo 6 de la Constitución, según el cual la «estructura interna y funcionamiento» de los partidos políticos «deberán ser democráticos».

Olona ha justificado en ese riesgo para su antiguo partido, al que ha asegurado que no quiere dañar, su «silencio leal» respecto a su funcionamiento interno, pero ha declarado que «un partido que es excluyente no puede gobernar».

No obstante, ha admitido que le «gustaría seguir dando voz (a los ciudadanos) desde las instituciones», aunque ha subrayado que «ahora no es posible», tras el «error inmenso» de asumir la candidatura de Andalucía y su consiguiente marcha del partido.

«No sé qué va a ocurrir de aquí a mayo», ha precisado, pero ha reiterado que «si Vox deja de ser alternativa», tras las elecciones municipales y autonómicas de mayo, estará dispuesta a «dar un paso al frente».

Te puede interesar

Comentar ()