España A través de la Fundación Igualdad Iberoamericana

Olona descarta entrar en política y se limitará a la lucha contra la "ideología de género"

Condiciona su vuelta a la política a no poner en riesgo "los equilibrios" para la formación de un gobierno conservador, algo que por el momento es compatible con una alianza entre PP y Vox, según las encuestas

La exportavoz de Vox en el Congreso, Macarena Olona, a su llegada este viernes a la Casa América en Madrid para presentar su "nuevo proyecto". EFE

La exdiputada de Vox, Macarena Olona, descarta por el momento encabezar un partido político. Insiste en la necesidad de preservar la estabilidad política del espacio que actualmente ocupa Vox «para no fragmentar». Pese a todo, sigue dejando la puerta abierta a una posible candidatura para las generales una vez pueda medir el pulso de los de Santiago Abascal en mayo y tras asegurarse que su presencia en la carrera electoral no ayuda a frustrar un nuevo gobierno de centroderecha. Por el momento, si buscará presentar en un medio plazo una Iniciativa Legislativa Popular en el Congreso de los Diputados para combatir y revertir «la ideología de género» y la legislación vigente que ésta ha desarrollado. Para ello, ha anunciado que recorrerá «toda España» para conseguir las 500.000 firmas necesarias para poder presentarla en las Cortes.

Así lo ha anunciado la propia Olona este viernes, durante la presentación en Madrid de la nueva entidad que encabeza: la Fundación Igualdad Iberoamericana, que contará con distintas sedes por toda la geografía de Hispanoamérica, que contarán con la figura de un vicepresidente al mando. La también abogada del Estado asegura que quiere liderar un solo partido: el de 47 millones de españoles contra los 573 millones de presupuesto del Ministerio de Igualdad. Y de conseguir las rubricas, irá a defender su iniciativa al Congreso de los Diputados como «portavoz del pueblo». Una demanda que pretende extenderse hacia el ámbito trans, por «la inseguridad jurídica» que genera «el sectarismo» de la izquierda, ha expresado. «Responde a la demanda de mucha gente» y «quiero caminar de su lado».

«Hace cien días desde que di un paso atrás» en Vox y «ahora quiero dar la batalla cultural». «De las distintas opciones, he decidido aceptar liderar un proyecto iberoamericano contra la ideología de género» y en defensa de la familia y la vida, ha señalado Olona, indicando que ha sido una demanda hecha por líderes iberoamericanas» del mismo ámbito que han valorado reivindicaciones como la de que «el hombre no viola, viola un asesino». Ese objetivo, «se ha materializado en esta Fundación de Igualdad Iberoamericana», ha añadido. El patrimonio inicial del que parte la exparlamentaria por Granada es de 10.000 dólares tras la primera inauguración en Panamá; aunque el proyecto contará con varias sedes, Olona ha asegurado que «la actividad en España será prioritaria».

Abre la puerta a una candidatura de generales

La alicantina ha afirmado que esta acción por la igualdad «real» entre hombres y mujeres copará su tiempo en los próximos meses, una vez registre en el Congreso la solicitud para iniciar la recogida de firmas, que se alargará, según ha dicho, hasta un máximo de nueve meses, justo después de las elecciones municipales y autonómicas. Aunque aspira a conseguirlo antes. Por tanto, ha descartado que quiera intervenir en este proceso electoral. Pero deja margen para hacerlo de cara a las generales. «Si la voluntad de los españoles es que vuelva a asumir su voz representándoles en el Congreso, tendrá lugar siempre y cuando, con mucho sentido de Estado, mi irrupción no ponga en riesgo el necesario equilibrio que hay que mantener a la hora de conformar el próximo Gobierno de España», ha esgrimido.

Lo que si descarta Olona es que esta fundación pase a convertirse en partido político con el tiempo, dado que no ha nacido para tal tarea. «No hay un refugio ni una intención más allá que no sea esa», la de dar la batalla cultural. Para pugnar «contra quien defiende el hembrismo» en lugar de poner en valor «la igualdad» o la «lucha contra los techos de cristal», ha matizado desligándose en parte del discurso de Vox.

Sin relación con Abascal y el resto de dirigentes

Preguntada por los asistentes, Olona ha dicho que «no mantiene relación» con el presidente de Vox, Abascal, y el resto de dirigentes de la primera línea desde que ésta cerró definitivamente la puerta a un posible regreso. Sí con otros actores de la segunda línea, aunque de manera «discreta». Asimismo, ha querido denunciar los «bulos» que se han publicado en distintos medios de comunicación y cuya procedencia apunta a la sede nacional de Vox. «Para mi proyecto no he cobrado dinero de Venezuela o Irán, no hay dinero sucio». Lo ha apoyado indicando que si Abascal e Iván Espinosa de los Monteros la reclutaron, fue por su «lucha contra la corrupción».

«Atacándome están atacando a su proyecto, porque les guste o no, yo no voy a dejar de formar parte de la historia del proyecto de Vox», ha reprochado Olona a sus excompañeros. «Entre los bulos más recientes está el que asegura que mis viajes a Panamá han sido por motivo de negocios». «Es algo indigno, dado que Vox conocen la relación con mi padre y que renuncié a la herencia tras su muerte», que es la razón del primer viaje en marzo, ha trasladado. También ha desmentido que tenga relación su proyecto con Mario Conde, el expresidente de Banesto: «nos hemos visto tres veces, nos une la amistad».

Tras ello ha indicado que los 10.000 dólares necesarios para crear una fundación en Panamá la ha sufragado ella. De igual manera los gastos hechos para dar las diversas conferencias por el territorio nacional y otros viajes al extranjero. «Lo he sufragado con mis ahorros», ha defendido.

Te puede interesar

Comentar ()