Cataluña | España

Jaume Roures lleva a juicio a Bartomeu por calumnias en el Barçagate

Jaume Roures.

Jaume Roures. EP

El expresidente del F. C. Barcelona, Josep M. Bartomeu, y su mano derecha en el club, Jaume Masferrer, serán juzgados por un presunto delito contra el honor de Jaume Roures vinculado a las cuentas de Twitter y Facebook del «Barçagate». Lo ha anunciado la compañía de Roures, Mediapro, este martes tras la decisión del Juzgado de Instrucción nº 13 de Barcelona, de reabrir la causa archivada el pasado julio a instancias de la Audiencia de Barcelona

Roures tiene ahora diez días para presentar el escrito de acusación contra Bartomeu y Masferrer. Escrito que ya está preparando su equipo jurídico, señalan desde Mediapro.

Jaume del Terror

Los hechos por los que serán juzgados tienen que ver con su vinculación con la creación de varias cuentas de redes sociales, principalmente en Twitter -con el perfil «Jaume del Terror«- y Facebook, desde las que se calumniaba y difamaba a Jaume Roures.

Las cuentas, creadas en enero de 2018 por Nicetream-I3 Venture tenían contenido «claramente ofensivo y una clara finalidad de perjudicar la imagen» de Roures, según la acusación. En julio de 2020 Jaume Roures y Grup Mediapro presentaron una querella por delitos de injurias y calumnias.

La Audiencia Provincial de Barcelona estableció hace poco que había suficientes indicios de la comisión de un delito por parte de Bartomeu y Masferrer e instó a la juez del 13 a reabrir el caso.

El Barçagate

El «Barçagate» hace referencia a los contratos suscritos por Bartomeu y su núcleo más próximo con la empresa I3 Ventures, para desprestigiar, difamar y poner en duda desde por lo menos seis cuentas de Facebook a individuos y entidades del entorno azulgrana no afines a su junta directiva de Josep Maria Bartomeu. Incluidos jugadores como Leo Messi y Gerard Piqué.

El caso, destapado por SER Catalunya llevó a la detención de Bartomeu y Masferrer por parte de los Mossos, en una investigación que finalmente acabó siendo archivada por la justicia. La contratación de estos servicios, presupuestados inicialmente en tres millones de euros, supusieron un perjuicio económico para el Barça en “sobrecostes” de hasta 1,2 millones de euros, según la policía catalana.

Te puede interesar

Comentar ()