España | País Vasco

La financiación pública a centros concertados duplica en Euskadi a la de Madrid, la menor de España

Mientras la Administración vasca paga 4.174 euros por alumno, la Comunidad de Díaz Ayuso lo financia con 2.138 por estudiante y curso. La aportación pública a estos centros representa de media el 57% de sus ingresos y la de las familias el 40%.

Son algo más de dos millones de alumnos y cerca de 9.000 centros educativo en España. Conforman la red privada y concertada en nuestro país que en un porcentaje importante se sufraga con fondos públicos. Casi seis de cada diez euros del coste de la enseñanza no universitaria impartida en centros concertados procede de dinero público. En términos generales, las distintas administraciones públicas pagaron más de 7.100 millones en conciertos educativos, a los que se sumaron las aportaciones hechas por las familias y que completaron los ingresos de los colegios.

La educación es una materia transferida a las comunidades autónomas y son ellas las que a lo largo de estos años han ido dando forma al modelo de enseñanza, con mayor o menor peso a una y otra red. Es lo que explica la disparidad que existe en la financiación por alumno y curso. En Euskadi se produce la financiación pública más alta, 4.174 euros por alumno y año, lo que supone casi el doble que en Madrid (2.138) y aún más si se compara con Canarias (1.687 euros), las dos más bajas de España.

Estos datos reflejan una gran diferencia sobre el sustento público que reciben en su financiación los colegios concertados en nuestro país. Tras el País Vasco, las comunidades que más recursos abonan de sus presupuestos por alumno en para este tipo de colegios son Navarra (3.607 euros al año por alumno), Cantabria (3.577 euros) y La Rioja (3.291 euros). Por la parte baja de la lista, además de Madrid y Canarias, las que menos pagan por curso son Andalucía, con 2.209 euros por alumno al año, Castilla-La Mancha (2.511 euros) y Asturias (2.520 euros).

En muchos casos, según los datos aportados por el INE correspondiente al curso 2020/21, estas aportaciones de las Administraciones representan la mayor parte de su financiación. Si en términos generales los ingresos que obtienen estos centros concertados en España es del 57%, en cuatro comunidades autónomas llega a representar más del 80% de sus ingresos: Extremadura (84,7%), La Rioja (81%), Cantabria (80,9%) y Castilla y León (80%).

Las cuotas más caras, en Cataluña

En cambio, en el caso de la Comunidad de Madrid y Cataluña el porcentaje de recursos públicos que obtienen los colegios cae de modo muy significativo al 42,8% en el caso de Madrid, el más bajo de España. Tras ella figura Cataluña, con el 49,1% de la financiación de los centros concertados a cargo de los pagos procedente de los fondos públicos.

Es en los centros catalanes donde las familias que apuestan por este modelo de enseñanza más deben abonar en concepto de cuota. En Cataluña el pago es de 2.832 euros al año por alumno. En Madrid las cuotas que se pagan por las familias son similares, 2.720 euros al año por alumno. Son cifras que llegan a cuadruplicar la cuota media por curso en La Rioja (668 euros) y Castilla y León (669 euros). Aportaciones todas ellas que varían en función del grado educativo, más elevado en el Bachillerato (3.849 euros de media por alumno y curso) que en la enseñanza Infantil (2.462 euros de media por alumno).

El informe sobre los ingresos y gastos de la red concertada correspondiente al curso pasado también detalla el gasto en los llamados “servicios complementarios”. En este apartado figuran el gasto por comedor, transporte o el cuidado infantil. También en estos servicios la Administración aporta recursos, si bien en una cuantía muy inferior: 122 millones de euros.

Así, por gasto de comedor en España los hogares con hijos escolarizados en estos centros concertados y que contrataron este servicio pagaron de media el curso pasado 899 euros. El servicio de transporte supuso de media un desembolso para las familias de otros 633 euros y quienes requirieron de servicio de guardería cuidado infantil, 259 euros.   

Te puede interesar

Comentar ()