España

Leguina asegura que quiere seguir en el PSOE porque sobrevivirá al "sanchismo"

Joaquín Leguina.

Joaquín Leguina. EFE

Joaquín Leguina ‘pasa’ de su expulsión del PSOE y asegura que quiere seguir en el partido pese a su distancia con Pedro Sánchez, porque defiende sus derechos a seguir formando parte de un partido que sobrevivirá al «sanchismo». El expresidente de la Comunidad de Madrid ha señalado este miércoles que tras su expulsión del PSOE ya puede votar a quien le dé «la gana» y se ratifica en que volvería a hacerse la foto con Isabel Díaz Ayuso que desencadenó su expediente.

«Ahora puedo votar a quien me dé la gana, pero no sé a quién votar. Si usted tiene alguna idea…», indicaba Leguina en una entrevista con EFE en su casa, tan solo un día después de recibir un burofax con la notificación de su expulsión como militante del PSOE.

«Uno de los derechos es la libertad de expresión. Lo he usado toda mi vida y lo voy a seguir usando hasta que me muera», asegura el expresidente de la Comunidad de Madrid, que espera volver al PSOE no cuando acabe la etapa de Pedro Sánchez sino antes y por eso se defenderá legalmente.

Leguina ha explicado que no se acostumbrará «fácilmente» a votar a otro partido distinto al suyo y asegura que no se irá al PP porque, dice, no está en edad de pegar saltos al vacío. «Al PP lo respeto: es un partido constitucionalista, respetable, de centro derecha, pero yo soy de centro izquierda, soy socialdemócrata», asegura. Admite, no obstante, que fue «más rojo» cuando era más joven y que sus referentes del PSOE son los mayores, los de su generación. Por eso no le resulta fácil responder quiénes son ahora a las personas que admira dentro del PSOE.

«Pues me cuesta dar con alguno. Pero no sé, me parecen bien ciertos alcaldes… Page, que vive en Toledo; me parece bien Lambán…. Me parece bien el extremeño. Me parece bien mucha gente dentro del partido, sobre todo los que son de mi generación», asegura Leguina de los presidentes de Castilla-La Mancha, Aragón y Extremadura. De entre los jóvenes dice que le gusta Juan Lobato, aunque no responde si le va a votar. «Es una pregunta impertinente», se defiende.

La expulsión de Leguina se debe al supuesto apoyo que ofreció a la presidenta madrileña, la popular Isabel Díaz Ayuso, al fotografiarse con ella en la campaña electoral de abril de 2021 en la Fundación Alma Tecnológica, de la que forma parte.

«Lo volvería a hacer, sí, porque invitamos a todos, también al candidato del PSOE, pero no vinieron», asegura Leguina, que admite que “es posible” que esa foto le molestara al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aunque a su juicio sobre todo lo que le sentó mal es el «desastre electoral» en la Comunidad de Madrid.

Ayuso -dice- tiene cosas que le gustan y otras que no, «como todo el mundo». «Pero vamos, no es para decir que es una fascista y cosas así. No es verdad. Es una persona normal y corriente, como usted y como yo», asegura Leguina de la presidenta madrileña, con quien dice que no se meterá, como tampoco ha hecho -dice- con el resto de sus sucesores, todos ellos del PP.

«Cumple con su deber, que es presidir la Comunidad de Madrid», dice de Ayuso.

Sobre las elecciones autonómicas y municipales, advierte que espera que salga adelante algún proyecto socialista interesante. «Con que no se cometan locuras, me conformo», apunta.

Sí que le gusta Juan Lobato, que será el candidato del PSOE, aunque cree que «lo tiene un poco difícil». «Lo tiene difícil, entre otras cosas, porque por delante del PSOE no sólo está el PP», dice en referencia a Más Madrid, cuya candidata, Mónica García, «va ser un hueso duro de roer». «Es una servidora pública», ensalza en referencia a que es anestesista.

Te puede interesar

Comentar ()