España

Marlaska dice que hay aval judicial para que las mujeres entren a la Guardia Civil con peor nota que los hombres

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el Centro Universitario de la Guardia Civil.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en el Centro Universitario de la Guardia Civil. EFE

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha defendido este lunes la propuesta para establecer por ley un ‘cupo’ del 40% de mujeres en el acceso a la Guardia Civil, incluyendo una cláusula por la que tendrán preferencia sobre los candidatos varones siempre que, superado el aprobado, la diferencia de puntos entre ambos no sea superior al 15%.

Según ha señalado, la propuesta para que en 2030 el 40% de la plantilla esté formada por mujeres cuenta con el aval del Tribunal Supremo y del Constitucional. Además, lo ha comparado con las listas electorales al Congreso que garantizan la presencia de mujeres y con medidas ya «asimiladas» por la Ertzaintza y otros cuerpos internacionales.

«Es una cuestión que está ya planteada en otras leyes como la de igualdad real y efectiva de hombres y mujeres o en las listas electorales al Congreso de los Diputados que ha garantizado que el 40% sean mujeres, y eso dentro de parámetros y requisitos que incluso ya ha aceptado el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional», ha señalado en declaraciones a la prensa.

Grande-Marlaska ha defendido el proyecto, criticado por algunas asociaciones profesionales, para reforma la Ley Orgánica de Régimen del Personal de la Guardia Civil. El objetivo, ha dicho, es que la presencia de la mujer sea «real y efectiva» en uno de los cuerpos policiales mejor valorados pero que, según él, se tiene que parecer «todavía más a la sociedad».

Varias asociaciones profesionales de guardias civiles han mostrado su rechazo a la propuesta del Ministerio del Interior para modificar la Ley de Régimen de Personal con el objetivo de que las mujeres representen el 40% de la plantilla en 2030, incluyendo una cláusula por la que tendrán preferencia sobre los candidatos varones siempre que, superado el aprobado, la diferencia de puntos entre ambos no sea superior al 15%.

En declaraciones a la prensa tras presidir el acto por el décimo aniversario del Centro Universitario de la Guardia Civil, el ministro ha dicho que la propuesta es suya y de la directora del Instituto Armado, María Gámez, al tratarse de un «objetivo claro y prioritario».

Grande-Marlaska ha sostenido que la reforma planteada a favor de la mayor presencia de mujeres «ya ha sido confirmada por el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional». Lo ha dicho tras recordar que las mujeres «no llegan ni al 9%» de la plantilla de la Guardia Civil transcurridos 34 años del primer ingreso, con un déficit aún mayor en la escala de mandos.

En este sentido, se ha remitido a leyes como la de igualdad efectiva o a las listas electorales al Congreso –no así del Senado, según ha recordado– para defender un cambio de la Ley de Personal que, en su opinión, seguirá «garantizando el mérito y la capacidad» en el acceso al cuerpo.

Es una medida, ha añadido a modo de ejemplo, que «ya han asimilado otros cuerpos internacionales y en el ámbito nacional la Ertzaintza».

La asociación JUCIL ha anunciado que contactará con grupos parlamentarios para plantear una ofensiva judicial en el Tribunal Constitucional y, en su caso, también en los tribunales de lo contencioso-administrativo cuando se aplique en oposiciones.

La modificación legal está enclavada en la estrategia del Ministerio que dirige Fernando Grande-Marlaska, que a mediados de septiembre refrendó su apuesta por impulsar medidas de «acción positiva para alcanzar el 40% de mujeres antes de 2030» en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En este contexto, la Policía Nacional acaba de eliminar el requisito de estatura mínima, suprimiendo también las «trabas» en los periodos de gestación, parto o postparto. En el caso de la Guardia Civil, Interior anunció el 14 de septiembre que iba a reservar en sus procesos selectivos un porcentaje de plazas para las mujeres.

Tras cada proceso de selección, se elaborará una lista de aspirantes admitidos según la puntuación obtenida en las distintas pruebas, pero el Ministerio añade un apéndice para «asegurar la cobertura del porcentaje de plazas reservado a las mujeres»: en adelante las mujeres «tendrán preferencia sobre los candidatos varones siempre que, superado el aprobado, la diferencia de puntos entre ambos no sea superior al quince por ciento».

El borrador, consultado por Europa Press, propone cambiar el artículo 35 de la Ley de Régimen del Personal de la Guardia Civil para admitir «diferencias por razón de sexo» en los sistemas de selección, además de las ya contempladas por «distintas condiciones físicas».

Te puede interesar

Comentar ()