España

Guardias civiles insisten en que se grabe la entrevista de acceso: "El aspirante está indefenso"

Guardias Civiles durante el acto de jura de bandera de la 168ª promoción de guardias en el Colegio de Guardias de Valdemoro, Madrid (España).

Guardias Civiles durante el acto de jura de bandera de la 168ª promoción de guardias en el Colegio de Guardias de Valdemoro, Madrid (España). EP

La entrevista personal, el último peldaño para ser Guardia Civil o para promocionar en el Cuerpo, es la prueba más temida p0r los aspirantes. El miedo lo causa lo desconocido, ya que no hay constancia de las preguntas ni de una respuesta correcta como tal. «Sólo existe la palabra del examinador y del examinado, algo que choca contra el principio de transparencia que debe acompañar a las pruebas y que además dificulta notablemente las reclamaciones de los participantes y las posibles revisiones judiciales. El aspirante está indefenso», explica Pedro Carmona, secretario de Comunicación de AUGC, en conversación con El Independiente, en la que apunta a la grabación de las entrevistas como solución.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles pedirá por segunda vez que la Dirección General permita la grabación de la entrevista personal. «La grabación sería un avance y es un problema que nos trasladan constantemente los afiliados» señalan desde el sindicato, que alude a que «esta prueba, que es la última y la más subjetiva, sólo parece servir para poder hacer una selección ‘a la carta’ de las personas que aprueban, y descartan de modo totalmente arbitrario a la vez que limitan la posibilidad de reclamar». Alberto Pedregal, director de ProCivil, academia exclusiva de preparación a Guardia Civil con más de 800 alumnos en el curso actual, tiene claro que «la entrevista personal es sin duda la parte que más temen los opositores». Pedregal cuenta que los estudiantes sienten que es el único examen «que está relativamente fuera de sus manos» y que lo afrontan mentalmente como el más duro porque si no pasan tienen que esperar todo un año por algo que no pueden estudiar.

«Los opositores quieren que las entrevistas se graben porque piensan que tendrían más probabilidad para aprobar. Sinceramente, yo creo que los resultados serían los mismos», comenta Pedregal. Sin embargo, el argumento principal de la Dirección General de la Guardia Civil es que la grabación restaría naturalidad a la prueba, algo que AUGC califica de «absurdo»; «hace dos años que la Policía Nacional graba las entrevistas personales, una práctica a la que se niega la Guardia Civil y no entendemos el motivo real»

Preguntas de la entrevista para Guardia Civil

Carmona denuncia que tanto en las oposiciones para entrar en la Guardia Civil como en los procesos selectivos internos «están llegando a formular preguntas que carecen de tanto sentido que si hubiera constancia grabada o escrita, no se realizarían». Además, el integrante de AUGC condena que «en algunos casos no son expertos los que llevan a cabo las entrevistas». Desde su experiencia como preparador, Pedregal ha observado que las preguntas de la entrevista personal se hacen en función de las respuestas del test de personalidad previo. «Por ejemplo, si has arrojado algún signo de demasiada agresividad los examinadores enfatizarán en comprobar la agresividad de tu perfil».

La reclamación de AUGC pretende que la prueba huya de la subjetividad para que los candidatos estén respaldados en posibles reclamaciones y sepan por qué no son aptos. Carmona considera que el método actual «permite que se pregunten cosas que no proceden». El representante de AUGC expone un caso en concreto en el que en un proceso de selección para ‘La Vuelta a España’ cuestionaron a un agente sobre su estado mental tras una baja psicológica hace 12 años; «Estamos seguros que no se atreverían a hacer estas preguntas por escrito en un formulario», sentencia Carmona.

Te puede interesar

Comentar ()