El presidente del Tribunal Constitucional, Pedro González-Trevijano, ha convocado un nuevo Pleno del tribunal de garantías esta tarde, a las 19 horas, para resolver el escrito que ha presentado este miércoles el Senado pidiendo personarse en el procedimiento que ha paralizado la reforma del Gobierno que pretendía, precisamente, la renovación del Alto Tribunal.

La Cámara Alta impugna la medida cautelarísima solicitada por el Partido Popular que adoptó la mayoría del TC. Es decir, pide revertir la paralización del procedimiento legislativo con el que PSOE y Podemos pretendían reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) y la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC) aprovechando la modificación del Código Penal para los delitos de sedición y malversación que recibió el apoyo del Congreso y el TC ordenó interrumpir antes de llegar al Senado.

Puesto que la votación de la reforma legal en la que se introdujeron los cambios a ambas leyes por medio de enmiendas estaba prevista para este jueves, 22 de diciembre, el Senado pide que el Alto Tribunal se pronuncie este mismo miércoles.

Congreso y Fiscalía tendrán que pronunciarse

Este lunes, el Tribunal Constitucional dio por comparecidos, en calidad de demandante, a los diputados del PP que presentaron la demanda de amparo, viendo vulnerado su derecho fundamental a la representación y participación política del artículo 23 de la Carta Magna y como demandados a PSOE y Podemos.

El Pleno emplazó a la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, a comparecer en el proceso en un plazo de 10 días en calidad de demandada y puso en conocimiento de la Fiscalía la admisión a trámite del recurso para que intervenga en el mismo según lo dispuesto en el art. 47.2 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, en el que se expone que «el Ministerio Fiscal intervendrá en todos los procesos de amparo, en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la Ley».