España

La Policía investiga como violencia de género el crimen de Vallecas: serían 10 las víctimas en diciembre

La Policía Nacional investiga el crimen ocurrido en Vallecas (Madrid) como un posible delito de violencia de género, confirman fuentes policiales a El Independiente. Sería el décimo asesinato de este tipo ocurrido este mes.

Diciembre está siendo un agujero negro en la lucha contra el «terrorismo machista», como lo ha calificado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una comparecencia urgente este jueves en la sede de su departamento.

A la hora de dar los datos, el ministro detallaba que en 2022 se han producido 46 casos, de los que nueve serían en diciembre. Dejaba en el aire la confirmación de otro ocurrido en Bilbao, uno en Escalona (Toledo), un tercero en Benidorm y el de Madrid, que ya se investiga por esos motivos y se convierte en el décimo, el 47 en los últimos 12 meses.

Hasta finales de noviembre se esperaba que 2022 fuese recordado como un año bueno en esta materia, si es que se puede utilizar ese calificativo. Los datos apuntaban a que sería uno de los ejercicios con menos muertes de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas desde que se inició la serie histórica en 2003.

El presunto asesinato de Vallecas ha dejado desconcertados a los vecinos. Nadie conocía a los implicados o los habían visto muy pocas veces. El hombre, de 36 años y nacionalidad peruana, tenía una relación con la madre de la víctima. La joven, de 20 años, compartía nacionalidad con el agresos, aunque también tenía la española.

Según han publicado algunos medios, los agentes del Grupo VI de Homicidios de la Policía Nacional de Madrid encontraron una serie de cartas escritas por el presunto asesino en los que mostraba tener una relación con la joven, extremo que la madre desconocería. Es por este motivo por el que se investiga como un asesinato de índole de género.

Los hechos se produjeron el 28 de diciembre en un bajo de la calle Julia Mediavilla esquina con Palomeras, en el citado barrio madrileño. «Son apartamentos, unos cinco o seis, que se construyeron hace poco», explica una vecina desde la puerta de un bar a escasos metros del portal.

La vivienda es propiedad de un amigo del hombre de 36 años. Allí había decidido refugiarse desde hace una semana. En ese momento, el 21 de septiembre, fue denunciado por violencia en el ámbito familiar. Una día después se le imponía una orden de alejamiento tanto de la madre como de la hija.

Todavía están por escralecer los hechos, pero todo apunta a que la joven habría sido engañada para acudir a la vivienda. Por eso tampoco la conocen en el barrio.

La primera llamada de aviso se produjo a las 22:45, pero los hechos ocurrieron mucho antes. Los servicios de Emergencias que se desplazaron hasta el lugar constataron que el cuerpo de la mujer presentaba rigor mortis, por lo que el crimen se produjo entre tres y seis horas antes. Todo ese tiempo pasó su asesino con el cadáver en el domicilio.

El cuerpo hallado por la Policía presentaba «al menos dos heridas visibles en el tórax», aunque los sanitarios no han podido asegurar si tenía más heridas, provocadas por arma blanca, al no tocarlo. «He escuchado que fueron 20 puñaladas», asegura la misma vecina. Nada se pudo hacer por su vida.

Al ser sorprendido por los agentes de Policía, el hombre utilizó el mismo arma para autoinfligirse heridas «en el cuello, abdomen y tórax», confirman fuentes de Emergencias. Ante la situación, fue trasladado al Hospital 12 de Octubre con pronóstico grave, donde continúa custodiado por varios agentes.

Protección de las víctimas

En su comparecencia, Marlaska ha informado que su departamento está trabajando en mejorar el sistema VioGén, destinado a la protección de las víctimas de violencia de género, en lo referido a los agresores persistentes. Una de estas medidas pasaría por informar a las nuevas parejas de estos hombres de que está dentro del mencionado sistema por hechos relacionados con sus anteriores parejas.

Marlaska ha explicado que se está trabajando mano a mano con la fiscal de Sala Delegada de Violencia sobre la Mujer, Teresa Peramato Martín, para poder comunicar esta información sin interferir en el tratamiento de los datos personales. Por el momento se han recibido algunas «recomendaciones» por parte de la Fiscalía General del Estado que han sido recibidas muy positivamente por parte de Interior.

El ministro, que ha explicado que los recientes asesinatos no corresponden «a ningún patrón temporal», ha querido apuntar a los «discursos negacionistas de los ultimos tiempos» que considera que son «una vuelta a tiempos pasados más oscuros». «Acabar con terrorismo machista es un objetivo de Estado, de país, que se conseguirá si se considera un objetivo prioritario» para toda la sociedad.

Desde Interior, para reforzar «la lucha contra la lacra machista», se ha enviado en los últimos días una circular a todas las unidades de Policía Nacional y Guardia Civil recordando todas las medidas implementadas en la actualidad para dicho objetivo. «En 2019 implantamos más protocolos para la evaluación del riesgo que están dando resultados muy positivos en la protección de las muejres y sus hijos», ha explicado Marlaska.

Comentar ()