El incremento de contagios de covid en China ha activado las alarmas de las autoridades españolas. Este viernes la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha anunciado que se obligará a todos los ciudadanos que vengan del país asiático a tener una pauta completa de vacunación o un test negativo para entrar a nuestro país. Y poco después Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, ha señalado que el Servicio Andaluz de Salud y los centros epidemiológicos de su región se encuentran en situación de «máxima alerta».

Moreno ha explicado que es «previsible» que pueda producirse un «aluvión de contagios» de Covid-19 «entre este fin de año y principios de enero», derivado también del número «muy alto» de infecciones que se está registrando en China.

El presidente andaluz ha indicado que desde su Gobierno tienen una «profunda preocupación por la situación en China», con un «número de contagiados muy alto», que «da la sensación de que no se está pudiendo controlar».

Además, ha apuntado el «temor a que esa propagación del contagio se extienda por aeropuertos internacionales, de manera muy especial por el de Madrid y por toda España», y ha puesto de relieve que «los científicos nos dicen que incluso podría caber la posibilidad» de que surgiera «alguna nueva mutación, una nueva variante» del coronavirus «que fuera más resistente a las vacunas que tenemos en España».

Moreno ha realizado estas declaraciones en una atención a medios en Monachil (Granada), en el marco de la inauguración del nuevo telesilla Alhambra de la estación de esquí de Sierra Nevada.

PETICIONES AL GOBIERNO CENTRAL

«Todo ese ámbito nos trae los recuerdos de cuando comenzó la pandemia en el 2019, precisamente en China«, ha abundado Moreno, que ha trasladado públicamente una serie de peticiones al Gobierno de España, comenzando por la de ejercer «máximo control, en colaboración con las autoridades europeas, en los aeropuertos internacionales con origen o destino China», así como «máxima coordinación en materia de prevención en residencias, centros de salud y personas vulnerables en el conjunto del territorio».

Moreno también ha reclamado al Gobierno «máxima información de las alertas sanitarias de las que dispone el Ministerio«, de forma que «esa información, que es sensible, las tengamos todas las comunidades autónomas para planificar en el caso de que hubiera un pico» de contagios.

El presidente ha añadido que «desde el Gobierno andaluz estamos en alerta ya», y «nuestro sistema sanitario está en prealerta ante lo que pudiese venir, por si viniera un aluvión de contagios, que es previsible que lo pudiéramos tener junto con la gripe a lo largo de fin de año y principios de enero».

«Esperemos que los 20 millones de vacunas que se han puesto en Andalucía sean un escudo suficientemente amplio como para que no volvamos a pasar por los problemas de los años anteriores», ha expresado Moreno antes de reiterar que desde la Junta observan «con mucha preocupación lo que está sucediendo en China», con «temor a que haya algún tipo de nueva cepa que pudiese vulnerar los escudos que con las actuales vacunas que tenemos nos protegen».

El presidente de la Junta ha concluido remarcando en todo caso que «todo el Servicio Andaluz de Salud está en máxima alerta», al igual que «los centros epidemiológicos, por si hay un nuevo pico o alguna nueva variante o hay alguna circunstancia que nos llevara a pensar que estamos saliendo de lo que es normal».