España

Un mes tras el rastro de Ángel: la Policía peina con perros y drones el vertedero donde desapareció su primo

Hay muchas incógnitas todavía en el aire en este caso que atormenta a una familia gitana unida en el dolor durante 30 días

Imagen del vertedero donde todavía se busca a Ángel, el menor de los primos desaparecidos.

Imagen del vertedero donde todavía se busca a Ángel, el menor de los primos desaparecidos.

En la tarde del sábado 10 de diciembre arranca la pesadilla de una familia madrileña que todavía no sabe cuándo acabará. El padre de Fernando, de 17 años, se encuentra en una tintorería. Está acompañado de su hijo y de un primo de este, Ángel, de apenas 11 primaveras. Los chavales le pidieron un par de euros para comprar algo de picar. Ahí empezó la agonía.

Esta es la historia de dos chicos menores de edad que fueron desde Carabanchel a Toledo en busca de un amor y que acabó en tragedia. Desde hace un mes se busca a Ángel. A Fernando, el mayor de los dos, se le encontró muerto en el vertedero de castellano el 21 de diciembre.

Hay muchas incógnitas todavía en el aire en este caso que atormenta a una familia gitana unida en el dolor durante 30 días. La autopsia del cuerpo de Fernando presentaba heridas provocadas por las máquinas de procesamiento de residuos. Así sucedieron los hechos hasta donde se sabe.

Tras pedir dinero al padre de uno de ellos, estos dos primos que siempre lo hacían todo juntos se metieron en el metro en la estación de Oporto. Dos paradas después se bajaron en Marqués de Vadillo. Sin teléfono ni documentación. Fueron hasta la madrileña Plaza Elíptica donde cogieron un autobús hacia Toledo. La idea era ver a la exnovia del mayor, con la que se había peleado. No hay constancia de que se produjese el encuentro.

Entonces empezó la búsqueda. Nada se supo hasta que cinco días después un trabajador del vertedero de Toledo encontró un cuerpo en la planta de residuos. El estado del cadáver no permitía corroborar la fatal noticia. Tuvieron que pasar otros seis días, hasta el 21 de diciembre, para confirmar por huellas dactilares que el cuerpo era el de Fernando, de 17 años.

Dudas de las familias

La familia no entiende por qué se perdió tanto tiempo en cada uno de los pasos dados por la investigación. Mientras lloraban por la muerte del mayor de los primos, nada se sabía del pequeño Ángel. Vieron pasar por delante de sus ojos otra semana más hasta que la Policía Nacional decidió buscarle en el mismo vertedero que a su acompañante.

El 27 de diciembre, cuando un juzgado de Toledo lo autorizó, comenzaron las tareas de búsqueda. Los investigadores creen que con total seguridad Ángel está en el mismo lugar que Fernando ya que siempre iban juntos y nada lo hacían por separado. Esa es, hasta el momento, su esperanza. 

Los trabajos se están centrando en un espacio concreto del vertedero, donde fue encontrado el cuerpo sin vida de Fernando, cuyas dimensiones son similares a un campo de fútbol y donde hay depositadas entre 9.000 y 10.000 toneladas de residuos.

Medios aéreos

El grupo de investigación está conformado por el Grupo de Delitos Violentos de la Brigada Científica (DEVI), la UFAM Central, la Unidad Canina y el Grupo Operativo de Inspecciones Técnicas (GOIT). También se están empleando medios aéreos como varios drones y un helicóptero con infrarrojos. También está trabajando una retroexcavadora para mover las montañas de basura, aunque también se usan rastrillos y las propias manos.

Las fuentes policiales han indicado que se calcula que ya se ha revisado algo más del 20% de la zona acotada para la búsqueda, al tiempo que han apuntado que la investigación sigue abierta y que el caso se encuentra bajo secreto de sumario.

El padre del niño desaparecido encabeza la manifestación de la Sociedad Gitana Española en Madrid.
El padre del niño desaparecido encabeza la manifestación de la Sociedad Gitana Española en Madrid. EFE

El conocido abogado Marcos García-Montes se ha hecho cargo de la representación de los padres de ambos muchachos. Esta semana se espera que se solicite al juzgado que el caso pase a la Unidad de Homicidios de la UDEV de la Policía Nacional para que se investigue por detención ilegal y homicidio.

Además, se va a pedir que se abra una pieza secreta en la que ser pueda tomar testimonio a testigos protegidos. Desde que hace un mes desapareciesen los dos primos, varias personas se han acercado a las familias asegurando tener información sobre qué ocurrió realmente, aunque temen represalias si los supuestos culpables se llegan a enterar.

Las familias pidieron el día 5 de enero una «reunión urgente» con el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska para tratar de primera mano el caso de los niños desaparecidos. El ministro, en una rueda de prensa este lunes, negó conocer tal petición.

Te puede interesar

Comentar ()