España | País Vasco

Miembros de ETA deportados a Venezuela darán una charla en un centro municipal de Santurtzi

Regresaron a Euskadi tras décadas en Argelia y Venezuela. En el acto, organizado por Sortu, analizarán "las consecuencias de una política de excepción".

Dos exmiembros de ETA y familiares de miembros de la banda que fueron deportados durante la década de los años 80 darán una charla en un centro municipal gestionado por el Ayuntamiento de Santurtzi. El acto, organizado por Sortu, pretende relatar las consecuencias que padecieron por lo que definen como “una política de excepción” que se les aplicó al ser deportados. Se trata de Pedro Viles, alias ‘Kepa’, quien fuera considerado presunto jefe del comando de ETA que en 1982 asesinó a un vinatero en esta localidad vizcaína.

En el coloquio también está prevista la participación de Begoña Trasviña, que tal y como denuncia el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco fue deportada a Argelia primero y desde allí a Venezuela. A través de las redes sociales Sortu ha promocionado este coloquio que se celebrará en la Casa Torre de Santurtzi, una instalación municipal gestionada por el consistorio que gobierna el PNV.  

El acto se enmarca dentro de las acciones que desde hace meses viene impulsando la izquierda abertzale para acelerar los pasos para el regreso “a casa” de los presos de ETA. Movilizaciones en las que incluye la reclamación de regreso para los deportados de la banda.

No es el caso de los participantes en este acto, que en algunos casos regresaron al País Vasco hace más de ochos años. Es el caso de Pedro Viles que fue recibido con un acto de bienvenida en su municipio, el mismo en el que se cometió el asesinato del empresario del vino Rafael Vega Gil el 5 de junio de 1982. Vega Gil era padre de cuatro hijos. Su viuda entró en depresión tras el asesinato y tiempo después se quitó la vida.

Asesinato en Santurtzi

El asesinato del empresario vinatero Vega Gil se produjo a primera hora de la mañana cuando dos encapuchados bajaron de un vehículo y le dispararon seis balas mientras trabajaba en el almacén de vinos junto a uno de sus hijos, de 17 años. Los dos terroristas huyeron a bordo de un coche, donde les esperaban otros dos miembros del comando. El vehículo había sido robado y su propietario fue ocultado en el maletero.

Dos años después la Audiencia Nacional condenó a Ricardo Prieto y a José Antonio Hernández Hernando a 26 años y 8 meses de prisión por el asesinato de Vega Gil. A Pedro Viles, considerado jefe del grupo, no se le pudo juzgar. ‘Kepa’ formó parte del grupo de once miembros de la banda que fueron expulsado a Argelia y algunos de ellos poco después se instalaron en Venezuela. En el caso de ‘Kepa’ rehízo su vida en Venezuela, tras ser expulsado de Argelia en 1989, donde se convirtió en empresario y llegó a lograr la nacionalidad venezolana. En 2014 regresó a Santurtzi.

En el coloquio también está anunciada la presencia de un hijo de otro miembro vinculada a ETA y deportado a Cuba, José Angel Urtiaga, hace más de tres décadas. El acto está convocado al cumplirse quince años de la muerte de Endika Iztueta, quien falleció en Cabo Verde, país al que fue deportado en 1985 por Francia. Iztueta falleció en el hospital en el que trabajaba como enfermero.

Te puede interesar

Comentar ()