España

Por tierra, mar y de paisano: el dispositivo de seguridad para el viaje "privado" de Juan Carlos I a Sanxenxo

Al frente del operativo estará un mando de la Guardia Civil, el Cuerpo encargado de la seguridad de la monarquía española en sus diferentes actos

Un tripulante pone a punto el 'Bribón' antes de la llegada a Sanxenxo de Juan Carlos I.

Un tripulante pone a punto el 'Bribón' antes de la llegada a Sanxenxo de Juan Carlos I. EFE

Este miércoles está previsto que el Rey emérito, Juan Carlos I, llegue a la localidad gallega de Sanxenxo, previo paso por Londres. Allí permanecerá hasta el próximo domingo con sus amigos, con motivo de la regata de la Copa de España, en lo que es su segunda visita a España desde que decidiese trasladar su residencia a Abu Dabi en 2020.

La hoja de ruta del monarca es un misterio. Mientras que el año pasado se sabía todo lo que iba a hacer. Lo que sí está claro es que la ciudad portuaria se blidará ante el viaje "privado" de Juan Carlos I. La seguridad estará coordinada por Casa Real, a pesar de que la visita no tiene la categoría de oficial.

Al frente del operativo estará un mando de la Guardia Civil, el Cuerpo encargado de la seguridad de la monarquía española en sus diferentes actos. En el Cuarto Militar de Zarzuela, la sección que organiza a la Guardia Real, tiene al frente a un teniente general, y la seguridad corre a cargo de un general de brigada.

Patrulleras y contravigilancia

Además, patrulleras de la Benemérita y los GEAS, la unidad de subacuática, estarán pendientes de que nada fuera de lo normal ocurra mientras el emérito esté navegando por las aguas gallegas. Mientras pise tierra firme serán los GRS, los antidisturbios del Cuerpo, los que velen por su seguridad. La contravigilancia, por su parte, se llevará a cabo por agentes de paisano de la Policía Nacional, como es habitual.

Los vecinos que se acerquen a saludar a monarca también podrán cruzarse con perros guía, especialistas en desactivación de explosivos, drones o agentes que peinen las redes en busca de alguna amenaza.

Casa Real, por el momento, no tiene constancia de que Juan Carlos vaya a pasar por Madrid a verse con su hijo. "No tenemos nada previsto", apuntan, por lo que un cambio de planes del padre de Felipe VI obligaría a improvisar otro dispositivo que, por otra parte, siempre está preparado.

Secretismo

"No tengo ninguna noticia oficial de que llegue mañana", ha asegurado este martes el alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, la persona a la que el propio monarca autorizó para comunicar su regreso a España en mayo de 2021.

En esta ocasión, a pesar de la insistencia de los periodistas, Martín ha insistido en que solo tienen constancia de la llegada de Juan Carlos I "por los medios" y ha afirmado que, si se confirma, "lo recibiremos como un ciudadano más".

El regidor ha reiterado que carece de "información" sobre el viaje del rey emérito porque "nadie" le ha dicho nada, ni siquiera su "amigo" Pedro Campos, en cuya residencia particular se hospedó Juan Carlos I durante toda su anterior estancia en Sanxenxo.

"El año pasado el rey llevaba más de dos años sin venir a España y fue noticia a nivel mundial. Este año, si tenemos la suerte de que venga, viene a disfrutar de las regatas en la ría de Pontevedra, que es la mejor ría del mundo para hacer el deporte que más le gusta", ha añadido.

Debido a sus problemas de movilidad, la idea del anterior jefe del Estado es reposar este miércoles tras su llegada y embarcar el jueves para entrenarse con la tripulación del Bribón, su mítico barco, con vistas a la regata, que se va a celebrar el sábado y el domingo, según publica Efe.

La Casa del Rey contaba con que viniera en junio, una vez celebradas las elecciones municipales y autonómicas del 28 de mayo, al considerar inoportuno que estuviera en España durante el periodo electoral, que comenzó el pasado día 4 con la firma del decreto de convocatoria de los comicios por parte de Felipe VI.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar