España

Le sustituye Carlos Pérez-Nievas

Adrián Vázquez deja Ciudadanos tras rechazar la cúpula catalana un pacto de integración en el PP

La incógnita que queda por resolver es si, tras el acercamiento de estos meses con el PP, por las negociaciones previas y la lucha contra la amnistía, da el paso y recae en las listas conservadoras | El empuje del portavoz político, Jordi Cañas, a Carrizosa no ha surtido efecto

El secretario general de Ciudadanos, Adrián Vázquez, en una rueda de prensa

El secretario general de Ciudadanos, Adrián Vázquez, en una rueda de prensa EP

Fin al diálogo con el PP. La posibilidad de pacto para ir integrado en las listas electorales populares en Cataluña, como paso previo a los comicios europeos, ha saltado por los aires este viernes por reticencias internas en Ciudadanos. Ya lo adelantaban a El Independiente fuentes nacionales del partido naranja, indicando que habría "noticias a final de semana". Hoy estaba prevista una reunión telemática del Comité de Dirección para abordar la cuestión, con la mayoría del plantel catalán, donde se originó en un primer momento la formación, en contra. Su presidente, Carlos Carrizosa, en primer lugar. La reclamación que Adrián Vázquez le hacía ayer veladamente en un acto de Nueva Economía Fórum en Madrid, pidiéndole altura de miras, no ha surtido efecto y se ha saldado con la renuncia del que hasta ahora era líder y secretario general.

"Al no haber logrado culminar el objetivo por el que iniciamos esta búsqueda de acuerdo tras el mandato de la Ejecutiva de mi partido, y dado que ni puedo ofrecer mi compromiso a una causa en la que no creo ni quiero ser un obstáculo para mis compañeros, he decidido dar un paso al lado y poner mi cargo de secretario general a disposición del partido, con carácter inmediato, para que sean otros quienes tomen las riendas de ahora en adelante", ha trasladado Vázquez a través de un comunicado.

Tampoco habrá, por ello, salvo sorpresa, integración europea. Él había pedido al PP como requisito que junto a su nombre le acompañase el de la eurodiputada Eva Poptcheva, según ha podido saber este medio. Pero el recado de los populares era conocido: una cosa afectaba a la otra, era un pack, y en Cataluña se tenía que negociar como un primer paso de futuro, para una colaboración estrecha. No ha tardado, tras Ciudadanos, en pronunciarse Génova, que ha lamentado la resolución de las negociaciones. "Reconocemos el trabajo de las personas implicadas", ha agradecido, no obstante, pese a "las tensiones internas en el seno de Ciudadanos".

"En este momento trascendental que vive España, considerábamos oportuno plantear que Ciudadanos se sumara a la única alternativa constitucionalista real al desgobierno de un presidente que sólo ofrece cesiones al independentismo a costa del Estado de derecho. Cuyo Gobierno se encuentra salpicado por una trama corrupta", han indicado fuentes nacionales del partido. Ahora que al PP se le despeja el modo de candidatura, el partido tendrá que sentarse a negociar con el aparato catalán si finalmente es Alejandro Fernández, quien ha ganado enteros, quien vuelve a liderar la lista. Ya ha habido un primer acercamiento con la vicesecretaria de Organización, Carmen Fúnez, el lunes pasado, en el Congreso de los Diputados. Fuentes cercanas al catalán aseguran que salió "contento".

Una semana y media de diferencias

La condición para la alianza hecha por el PP era que Ciudadanos, a través de algunos de sus cargos, se integrasen en la lista con el propósito de liquidación de la marca naranja. En primera instancia, el propósito general de Ciudadanos era el de establecer una marca nueva que diera cabida a ambos partidos, pero el rechazo de Génova, pese a condicionar favorablemente a los liberales en Madrid, no convencía en Cataluña. La intención manifiesta de Carrizosa de afrontar los comicios en solitario si no se aceptaba esa condición, generaba dudas dentro del PP. Sobre todo, ante la posibilidad de que aceptasen la integración en listas para los comicios a voluntad de Madrid, para después abandonar el grupo dentro del Parlament. Ni si quiera el empuje de Jordi Cañas, muy ligado al territorio y amigo de Carrizosa, ha sido suficiente.

Ahora, a falta de conocer los detalles, a Ciudadanos Cataluña no le queda otra opción que afrontar los comicios por sí solos con unas encuestas que no le atribuyen representación, perdiendo así los seis diputados regionales que ostentan, en beneficio del PP, que pasaría de tres a entre nueve y trece. Es la segunda vez, en Cataluña, que fracasa un intento de convocatoria conjunta entre liberales y populares, tras sondearse esa posibilidad en 2021. Solo en las vascas de 2020 fue posible.

Carlos Pérez-Nievas, el relevo

Por el momento, quien tomará el relevo de Vázquez en lo que a 'fontanería' interna del partido se refiere, será su segundo en esas funciones, el coordinador nacional, Carlos Pérez-Nievas, exdiputado en el Parlamento de Navarra. Éste, según han explicado fuentes del partido a este periódico, ha participado en las negociaciones de Vázquez con Cuca Gamarra, la secretaria general del PP. El partido tendrá que valorar si convoca elecciones primarias para elegir un firme sucesor o espera ante las posibles consecuencias de este movimiento.

Queda por conocer, si como golpe sobre la mesa, el PP ficha a Vázquez y decide mantenerlo en exclusiva a él para las elecciones europeas. Su futuro, por inercia, parece cada vez más ligado a los populares, con quien en Bruselas ha estrechado lazos en los últimos meses a consecuencia de la acción conjunta de la amnistía. De darse el caso, el principal inconveniente será pactar si se le permite irse a Renew Europe o decide aceptar quedarse en el PPE.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar