El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha descartado investigar a la alcaldesa de Vic y diputada en el Parlament, Anna Erra (PDeCAT), por la proclama independentista emitida por la megafonía del Ayuntamiento, al entender que difundir mensajes partidistas fuera de campaña electoral no es delito.

En un auto, el alto tribunal catalán acuerda no admitir a trámite la querella que un particular presentó contra la alcaldesa y diputada por la emisión de mensajes de apoyo a los presos por la megafonía del consistorio, lo que también fue investigado por la Fiscalía, informa Efe.

Las proclamas, que empezaron a emitirse cada tarde hasta la Diada del año pasado, advertían, tras un repique de campanas: «No normalicemos una situación de excepcionalidad y urgencia nacional. Recordemos cada día que aún hay presos políticos y exiliados. No nos desviemos de nuestro objetivo, la independencia de Cataluña».