Cataluña | España

Aragonès compara al CNI con Mortadelo y Filemón por ponerlo al frente de los CDR

El presidente de la Generalitat tacha los argumentos del Centro Nacional de Inteligencia de "mentiras" para "esconder una intencionalidad política"

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés interviene en la Comisión General de las Comunidades Autónomas que se celebra en el Senado, este jueves.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés interviene en la Comisión General de las Comunidades Autónomas que se celebra en el Senado, este jueves. EFE/Daniel González

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha tachado de "mentiras" para esconder la "intencionalidad política de espiar" la acusación de él era el jefe en la clandestinidad de los CDR. Este fue el argumento que el CNI utilizó para pedir la autorización del Tribunal Supremo para espiarle con el programa israelí Pegasus. El juez Pablo Lucas autorizó las infiltraciones de Aragonés entre 2019 y 2020 en base a las sospechas del CNI. Un argumento basado en "mentiras lamentables" que ha llevado a Aragonès a advertir que "llegaremos hasta el final" en la depuración de responsabilidades.

"Sería para reírse si no fuera porque estuve sometido durante nueve meses a espionaje político" ha lamentado este viernes el presidente de la Generalitat, refiriéndose a los informes del CNI que los situaban como líder "en la clandestinidad" de los CDR. "Yo me preocuparía por la seguridad nacional" ha insistido Aragonès, tachando la actuación del CNI de "aventura de Mortadelo y Filemón"

Yo me preocuparía por la seguridad nacional" avisa Aragonès, "parece una aventura de Mortadelo y Filemón"

Los Comités de Defensa de la República (CDR) son los grupos creados por el independentismo a partir del 1-O para defender la proclamación de la independencia. Unos grupos que protagonizaron protestas muy violentas tras la sentencia del procés, en octubre de 2019. "Todo el que conoce mi trayectoria tiene claro que no es cierto" -que él estuviera al frente de la revuelta de los CDR, coordinándolos-. Aragonès ha insistido en que los autos con los que el Tribunal Supremo autorizó el espionaje a su móvil "se hacen afirmaciones fuera de cualquier mínimo de realidad"

El president ha asegurado que "son conceptos absurdos, como la clandestinidad" y ha argumentado que siempre ha defendido abiertamente su objetivo independentista. "Pedimos un referéndum con reconocimiento internacional" ha recordado para reforzar su argumento.

En este contexto, Aragonès ha denunciado que el espionaje en su móvil, como el de otros dirigentes independentistas, responde a una intencionalidad del Gobierno de espiar a todo el movimiento secesionista. Una actuación que a su juicio viola los derechos fundamentales, por lo que ha asegurado que "llegaremos hasta el final para depurar todas las responsabilidades".

Autorización judicial

El juez que controla al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en el Tribunal Supremo, Pablo Lucas, avaló el espionaje con el software 'Pegasus' al entonces vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, porque lo consideraba un líder "en la clandestinidad" de los Comités de Defensa de la República (CDR).

La información se hizo pública este jueves, a escasas horas de que la ex directora del centro de los espías, Paz Esteban, declare como investigada ante el titular del Juzgado de Instrucción número 29 de Barcelona que abrió una investigación a raíz de la querella del líder de ERC. El virus de origen israelí se introduce en el teléfono móvil y es tan agresivo que, además de llevarse todo tipo de información, puede incluso activar el micrófono o seguir la ubicación en tiempo real.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

1 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. PERE ARAGONÉS:”LOS QUE RECHAZAN LA REPUBLICA CATALANA ,QUE SEPAN QUE LA REPUBLICA C.ATALANA NUNCA LES RECHAZARÁ.” NO SE PUEDE SER MÁS CÍNICO.USTED Y CUALQUIER OBSERVADOR SABE QUE HAY UN ACUERDO NO ESCRITO PARA MARGINAR (O IGNORAR) A LOS QUE NO PERTENECEN A SU TRIBU EN EL MEJOR DE LOS ESCENARIO.