España | Madrid Sondeos de SigmaDos | Elecciones autonómicas y muncipales

Ayuso roza la mayoría absoluta en la Comunidad de Madrid y Almeida dependería de Vox

El Partido Popular (PP) mantendría el liderazgo de la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid otros cuatro años más | Ayuso podría gobernar en solitario con el apoyo externo de Vox, mientras que Almeida requeriría ese mismo respaldo en coalición con Cs o integrar al Gobierno municipal a Javier Ortega Smith

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. EP

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, estaría al borde de conseguir la mayoría absoluta en las próximas elecciones autonómicas. Lo haría con el 47,4% de los votos y 68 escaños, frente al 44,8% de respaldo en las urnas y los 64 representantes con los que cuenta el Partido Popular (PP) en este momento en la Asamblea madrileña. Así lo indica El Panel de la demoscópica SigmaDos para el periódico El Mundo este lunes, posicionando a la baronesa popular a un escaño de la independencia parlamentaria, algo que, por el momento, solo Juanma Moreno en Andalucía y Alfonso Rueda en Galicia -heredada de Alberto Núñez Feijóo– desempeñan dentro de las siglas. Todo ello, en un contexto difícil para la líder autonómica por la crisis sanitaria que afronta su Gobierno.

Pese a todo, la tendencia de Díaz Ayuso es ascendente en comparación con los comicios del año pasado, una vez ha consolidado su liderazgo dentro del PP regional con la bendición de Feijóo. De hecho, en el mes de mayo, la misma ‘casa’ sociológica le asignaba un resultado parecido, aunque con un diputado autonómico menos. Buena parte de este crecimiento está sostenido en la capacidad de mantener al 89,2% de su electorado y la adhesión de parte del electorado de Ciudadanos -sin representación- en 2021 y de Vox. Díaz Ayuso reclutaría al 31,9% del votante naranja descontento, mientras que arrebataría el 14,8% de los apoyos de Rocío Monasterio, la líder de los verdes.

En el bloque de centroderecha, por tanto, sale fortalecido el PP. Vox pasaría de los 13 escaños (9,2%) a los 12 (8,8%); y en el caso de Cs, los de Inés Arrimadas, aún sin candidato oficial tras serlo Edmundo Bal en la pasada convocatoria, no solo no conseguirían volver a entrar en el parlamento sino que perderían más representación: del 3,6% al 2,4%. En el caso de la izquierda, Más Madrid y Mónica García consolidarían el sorpasso conseguido el 4-M. El partido afín a Más País, a nivel territorial, pasaría de los 26 parlamentarios y el 17% a sumar 27 y casi un punto más (17,9%). En este caso, mientras el PP pesca en los caladeros de Vox y Cs, la ‘escisión’ de Unidas Podemos quitaría a los morados un 16,2% de los sufragios y un 13,5% al PSOE-M, y retendría un 78,3% de los obtenidos el año pasado.

El líder de los socialistas madrileños, Juan Lobato, no podría revertir la posición lograda por su antecesor, Ángel Gabilondo, en la que sería su primera prueba electoral. Perderían cuatro décimas y se posicionarían con un escaño menos: con el 16,4% y 24 parlamentarios. En el límite, como Cs en la pasada campaña, estaría Unidas Podemos, a quién SigmaDos le adjudica un 5,3% y siete diputados. La Asamblea de Madrid, para obtener representación, exige un mínimo de apoyo en la circunscripción única del cinco porciento. Es la formación con menor fidelidad en la comunidad, en la cual el 44,5% cambiará de voto.

Con estas estimaciones, el PP tendría más fácil continuar en el Ejecutivo de manera autónoma y con Vox como socio externo. Es el actual mecanismo establecido, y el preferido para el 39,3% de los encuestados. Por otro lado, un 60,6% creen que el partido que quede segundo en el escrutinio, en este caso Más Madrid, debería facilitar la gobernanza a la lista más votada para evitar las coaliciones.

Díaz Ayuso, la líder más valorada

El sondeo también incorpora una valoración de los cinco liderazgos con representación en la Asamblea de Vallecas. La presidenta del PP conseguiría el 5,7 sobre diez. Ninguno del resto de candidatos llegaría al aprobado, con todo. García lograría un 4, con especial preferencia entre los perfiles más jóvenes, de 18 a 29 años y causa más simpatía entre los votantes del PSOE.M. A ella, a nivel general, le sigue el secretario general del PSOE-M Lobato con un 3,5, y Monasterio con un 3. La misma nota la obtiene Alejandra Jacinto, la portavoz de UP.

En una entrevista concedida a Telecinco, Díaz Ayuso ha valorado como «muy positivas» las encuestas que se han publicado. Achaca sus buenas estimaciones al modelo político madrileño «contrario al de Sánchez». Pese a ello, mantiene la prudencia, porque «queda mucho trabajo por delante». «La sociedad, de izquierda a derecha, lo que quiere hacer en esta región pujante es ser libre, próspera, tener proyectos. No se basa en una economía donde la gente está esperando a que le lluevan oportunidades, aunque es evidente que hay mucha gente todavía con dificultades y tenemos que apostar por todo ello», ha asegurado.

Almeida, en manos de Cs y Vox

SigmaDos, también para El Mundo ha elaborado otra encuesta sobre la situación política en la capital. El actual alcalde, José Luis Martínez-Almeida, podría repetir al frente del Consistorio, pero dependería nuevamente de los votos de Cs o de Vox. A diferencia de la anterior elección de 2019, el PP quedaría en primera posición frente a Más Madrid, que lo seguiría en segundo lugar. Los populares crecerían 13,6 puntos hasta el 37,9% de los votos y 23 concejales. Para alcanzar los 29 necesarios, requeriría el apoyo de Javier Ortega Smith y los cuatro representantes de Vox (7,9%). La alianza con Begoña Villacis (6%), que contaría con ella y otros dos concejales, no sería factible.

En el arco de la izquierda, el PSOE, aún sin candidato oficial, arrebata voto a Más Madrid. Los socialistas pasan del 13,8% al 18,3% y 11 escaños. Más Madrid del 30,9% al 27% y 16 representantes. Ambas formaciones sumarían 27 concejales, uno más de la hipotética alianza entre PP y Cs. Por ello, Vox sería determinante en esta ocasión. Repetir la actual fórmula, de alianza entre azules y naranjas con el ‘sí’ de Vox desde fuera sería suficiente.

Te puede interesar

Comentar ()