País Vasco

Tosa a su móvil y le dirá si está infectado de Covid-19

La empresa murciana Biometric Vox desarrolla junto a la sanidad vasca una app capaz de detectar contagios mediante el estudio de variaciones en la voz provocadas por el coronavirus.

logo
Tosa a su móvil y le dirá si está infectado de Covid-19

Resumen:

No requiere de hisopos, tampoco de reactivos ni de profesionales sanitarios protegidos hasta el extremo para tomar una muestra. La prueba será inmediata. Bastará con un móvil, su voz y la disposición a someterse a una evaluación vía app para saber si puede estar infectado de Covid-19. La herramienta que será capaz de identificar una infección por coronavirus a través de la voz permitirá abrir el campo a un testeo masivo, casi inmediato y sin costes. La aplicación está ya en fase avanzada de desarrollo gracias a la colaboración de la empresa murciana Biometric Vox y la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitaria (Bioef) y el Instituto de Investigación del Hospital de Cruces, Biocruces.

La aplicación informática se basa en el registro de la voz y el análisis de hasta un centenar de parámetros morfológicos y fonéticos de la misma. Posteriormente, la app contrasta los indicadores con el patrón de alteraciones en el sistema vocal que tiene la infección por coronavirus. De esta forma, el usuario podrá conocer si las características de su voz se corresponden con las de alguien que ha resultado infectado por Covid-19. La aplicación solicita, además de información personal, posibles síntomas, hábitos, etc. Para iniciar la evaluación solicita registrar tres toses, la lectura de un texto de unos 30 segundos de duración para comprombar el nivel de fatiga o que se cuente de 1 a 20 en voz alta.

Actualmente el proceso se encuentra en la fase de registro de voces, tanto de pacientes que han resultado infectados por Covid-19 como de personas con patologías respiratoria y sanas. Por el momento la base de voces suma ya 40 personas. Posteriormente, antes de su validación definitiva, se someterá al análisis de alrededor de 400 más. Desde la empresa Biometric Vox recuerdan que a nivel médico existen ya «experiencias positivas» logradas gracias a sistemas de análisis de voz. Señalan que ya se han aplicado para detectar pacientes con problemas cardiacos, «como insuficiencia cardiaca descompensada o infarto».

Subrayan que en el caso del Covid-19 se han descrito alteraciones en la voz provocados por la infección por coronavirus con síntomas como la disnea o la dificultad respiratoria: «Podemos correlacionar los efectos fisiológicos del virus en el aparato respiratorio y fonador con patrones de alteración de voz». Aseguran que por ello, esta app sería «viable» y permitiría diagnósticos en tiempo real, sin necesidad de contacto físico para realizar la prueba e incluso a distancia, lo que reduciría el riesgo de contagios para el personal sanitario: «Tendrá especial importancia en la detección de casos inciales asintomátics, donde los test rápidos y PCR pierden utilidad y aplicabilidad», señalan desde Biometric Vox.

Base científica

La empresa ofreció la posibilidad de trasladar al abordaje de la epidemia sus desarrollos de inteligencia artificial con el empleo de la voz como ya hace para la firma biométrica vocal, la transcripción automática o los identificadores de voz.

En varias Comunidades Autónomas a las que acudieron no recibieron respuesta. En el caso del país Vasco, la Sanidad pública brindó la posibilidad de desarrollar el proyecto a través de su Fundación de Investigación Bioef y con la participación del centro BioCruces. Es en el hospital vizcaíno, el más grande del País Vasco, donde se trabaja ya en el registro y análisis de las voces y en la definición de los patrones que permitan ajustar posibles diagnósticos de coronavirus a través de la voz. «Existe una base científica sobre estas aplicaciones en Estado Unidos o Israel. En Cambridge, por ejemplo, existe un grupo que trabaja este campo y que cuenta con una base de datos abiertas de la que nos podemos beneficiar», asegura Iñaki Gutiérrez, director de Bioef. El desarrollo de esta iniciativa ha avanzado a un ritmo muy rápido. «Todo empezó hace apenas diez días», señala Gutiérrez.

Por el momento se está creando un banco de voces de personas sanas, de pacientes con patologías respiratorias y infectados por Covid-19. En una etapa posterior se quiere contrastar los patrones elaborados, que se espera poder culminar a finales de mayo, con el registro de enfermos de Covid. «Después vendría la fase de validación»: «Una aplicación así sería muy útil por ejemplo en los centros de salud para poder hacer la identificación de un posible caso en tiempo real». Esta aplicación se está desarrollando sin que se aspire a un uso comercial sino que su empleo estaría abierto al conjunto de la población.

Comentar ()