España | País Vasco

Euskadi decreta tres días después de las elecciones el uso obligatorio de mascarilla

La consejera de Salud del Gobierno Vasco, Nekane Murga.

La consejera de Salud del Gobierno vasco, Nekane Murga.

El Gobierno vasco ha decretado hoy, solo tres días después de la celebración de las elecciones autonómicas, el uso obligatorio de la mascarilla, tanto en la calle como en espacios cerrados. La orden la ha dado a conocere hoy la consejerea de Salud, Nekane Murgo, establece que a partir de esta medianoche el empleo de mascarillas será imprescindible incluso en situaciones de ocio como el consumo en el exterior de los bares, en las sociedades gastronómicas, en las piscinas o en la playa. Tan sólo en los casos en los que la agrupación de personas pertenezca a un mismo grupo convivencial y entre éste y el resto de personas se mantenga la distancia de seguridad, podrá prescindirse de ella.

La decisión se adopta después de detectarse un incremento significativo de casos en Euskadi. Entre ayer y hoy el número de positivos se ha duplicado, pasando de 27 a 60. La situación es especialmente preocupante en Guipúzcoa, donde además del brote de Ordizia, que se da por controlado, han aparecido nuevos brotes en Getaria -con 5 casos que se cree se aumentarán- y en la localidad de Tolosa, que acumula ya 17 casos.

El departamento de Salud ha habilitado en el frontón de Getaria un centro de análisis de casos para que la población se someta a test PCR. Está dirigido a ciudadanos de otros municipios cercanos como Zumaia o Zarauz, con quienes la movilidad intensificada tras el fin del Estado de Alarma podría haber dispersado el virus.

«Está ganando terreno»

La consejera Murga, que ha comparecido por primera vez con mascarilla ante los medios de comunicación y no se la quitado en ningún momento, ha recordado que el virus no se ha ido y que es imprescindible reforzar las medidas de prevención: «El virus está empezando a ganar terreno. Sabemos que hay personas asintomáticas que lo están propagando, por eso pido que seamos responsables. Hay personas que se están llevando el virus a casa». No ha descartado que si la evolución del coronavirus agrava la situación se puedan adoptar medidas mas restrictivas.

La orden que entra en vigor mañana contempla además otras medidas como la prohibición de agrupaciones de más de 10 personas en una misma mesa en un local hostelero, se anulan las ampliaciones de horario autorizadas en hostelería y se prohibe el consumo en el exterior de los locales sin mascarilla. Murga se ha dirigido especialmente a los jóvenes a quienes ha recordado que pese a que a ellos pueda afectarles en menor medida el impacto del Covid-19 -a pesar de que la edad media de infectados ha caído- todos ellos tienen contacto con su entorno personal más expuesto al riesgo: «El riesgo existe en cualquier reunión, sea para beber o para comer pipas», ha señalado.

Por ahora ha negado que nos encontremos ante una segunda oleada del virus y ha asegurado que el incremento de casos responde a la transimision asociada «al ocio» y al incremento de la movilidad generado tras el final de la desescalada.

Comentar ()