El Gobierno vasco ultima una orden por la cual esta semana restringirá los aforos y actividad de la hostelería, así como de velatorios y entierros, así como de los eventos al aire libre. El incremento de casos producido en Euskadi en los últimos días preocupa a las autoridades sanitarias que hoy han cerrado con el sector de la hostelería la orden que entrará en vigor a partir de este fin de semana.

Entre las medidas que incorporará incluye la obligación de cerrar los locales antes de las 01.30 horas de la noche y no poder abrirlos antes de las 6.00 horas, de modo que se prohibe los locales ‘after hours’. Además, a las discotecas se les prohibe habilitar pistas de baile y deberán ofrecer mesas para el consumo sentado a sus clientes. Además, en el interior de los locales de hostelería se establece una distancia mínima de 1,5 metos entre las personas que deberán permanecer con mascarilla.

Otra de las medidas que alterará de modo susancial el consumo en Euskadi es la prohibición de poder consumir de pie en el exterior de los locales a partir de las 24.00 horas. Todos los clientes deberán estar sentados en las mesas de la terraza y en caso de no poder hacerlo no se podrá consumir.

Uso de mascarilla

Quedarán prohibidos los bailes y eventos públicos al aire libre siempre que no dispongan de locales asignados y a una distancia mínima de 1,5 metros. Queda prohibido el consumo en locales juveniles.

En el caso de los velatorios se fija un aforo máximo de 60 personas nunca un máximo del 60% de la capacidad. De igual manera, en los entierros no se podrá aceptar un aforo superior a 60 personas.

La orden de Salud estabece que el uso de mascarillas en el trabajo será obligatorio en las reuniones, en los pasillos y en las circunstancias en los que no se pueda asegurar la distancia mínima de 1,5 metros. En los puestos de trabajo asignados y entre los que se pueda asegurar la distancia de seguridad se podrá permanecer sin mascarilla.

La consejera de Salud, Nekane Murga, ha solicitado a la ciudadanía colaboración «el virus sigue entre nosotros». Ha recordado que si bien hace semanas la mayor parte de los casos procedían de personas de edad jóven, en los últimos días han aumentado los casos de mayor edad. En este punto ha señalado que los ingresos hospitalarios de los últimos días suponen un indicador de la evolución de la epidemia en las últimas semanas.

Murga ha apuntado que se debe «evitar las aglomeraciones» en cualquier caso ya que «el virus ahora circula más en áreas donde antes nos movíamos con tranquilidad». Por ahora, el 20% de los positivos tiene un origen que no se ha podido identificar, un porcentaje aún reducido que no supone que exista un contagio comunitario y que confía en que pueda controlarse «por ahora está estable».