País Vasco

Un cómic para vacunar frente al 'dolor y la memoria' del terrorismo

El Memorial de Víctimas del Terrorismo y la Fundación Fernando Buesa editan un cómic para estudiantes en el que relatan, a través de nueve historias, el impacto de distintas formas de terrorismo padecidas en España.

Son nueve historias de superhéroes de carne y hueso. Lo son a su pesar. En realidad son personas de carne y hueso que en cada viñeta relatan lo que les sucedió, lo que el terrorismo dejó en sus vidas. Es un cómic de la realidad más dura vivida durante décadas en Euskadi y el resto del país a causa de ETA, el terrorismo de Estado, la violencia yihadista o la acción de grupos como los GRAPO. Quienes leerán las historias no las padecieron, probablemente jamás las escucharon. Los cómic que ahora podrán tener en sus manos les contarán el pasado que sus padres vivieron y el futuro que ellos no deberían repetir.

El nombre de la colección de cómics es suficientemente evidente: «Dolor y Memoria». Un rostro fragmentado sobre un fondo rojo avanza que no será una historia amable. Tampoco su formato, en el que el lector deberá implicarse. Los nueve relatos que en formato de cómic han editado el Memorial Víctimas del Terrorismo y la Fundación Fernando Buesa están dirigidos a estudiantes de secundaria con el propósito de aportarles una explicación rigurosa del impacto del terrorismo y la exigencia de su deslegitimación.

El contenido educativo, presentado hoy, surge como una herramienta docente más a disposición de los centros educativos para prevenir la radicalización, el odio y el fanatismo, «que son la antesala del terrorismo», recuerdan sus promotores. El cómic es obra de la escritora y profesora universitaria, Aurora Cuadrado Fernández, quien ha sido la encargada de adaptar nueve capítulos del libro ‘Memorias del terrorismo en España’, publicado por el Centro Memorial en 2018. Las historias han sido ilustradas por Daniel Rodríguez, Alfonso Pinedo, Carlos Cecilia y Fran Tapias.

Historias de superación

El responsable de Educación del Memorial, Raúl López Romo ha destacado que lo que se muestra en el cómic no son historias de superhéroes sino de «personas normales marcadas por historias de superación». Entre los nueve relatos que se incluyen figuran cuatro casos relacionados con ETA, dos vinculados al «terrorismo parapolicial o de extrema derecha», dos del terrorismo yihadista y uno de los GRAPO.

Sara Buesa, hija de Fernando Buesa, el dirigente del PSE asesinado por ETA en 2000, y protagoniza uno de los relatos, ha destacado la importancia de educar a las nuevas generaciones en «la memoria y el dolor» para que tomen conciencia del impacto del terrorismo: «Es un cómic de superación, supervivencia, transformación y compromiso».

Comentar ()