España | Tribunales

Consternación en el Supremo por el pacto Junts-PSOE: "La independencia de la Justicia ha muerto"

Los magistrados señalan que la posibilidad de que el Parlamento audite las resoluciones judiciales en busca de "responsabilidades" y que el PSOE acepte que ha existido una "guerra judicial" rompe por completo con la división de poderes y con el Estado de Derecho

El presidente del Tribunal Supremo, Manuel Marchena (4i), junto a los magistrados, Andrés Palomo (i), Luciano Varela (2i), Andrés Martínez Arrieta (3i), Juan Ramón Berdugo (5i), Antonio del Moral (6i) y Ana Ferrer (7i), durante el juicio a los líderes del 'procés'. Pool

El acuerdo que este jueves han alcanzado el PSOE y Junts ha eliminado de un plumazo la cautela con la que una parte del mundo de la Justicia se mantenía hasta saber en qué se basaba la negociación de la amnistía. El texto acepta que ha existido una persecución de los jueces al independentismo al reconocer el 'lawfare' (traducido como "guerra judicial") y abre la puerta a la posibilidad de auditar las decisiones del Poder Judicial en sede parlamentaria. Cerca de una decena de fuentes consultadas entre el Tribunal Supremo y el Tribunal Constitucional se muestran tajantes: "La independencia judicial ha muerto". Además, las cuatro asociaciones de jueces y las tres de fiscales sin excepción (incluidas las progresistas) y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con dos votos de vocales elegidas por el Partido Socialista han emitido comunicados mostrando su "frontal rechazo" a lo pactado.

La letra pequeña de la ley de amnistía se conocerá en los próximos días, pero lo cierto es que el acuerdo rubricado entre el secretario de organización del PSOE, Santos Cerdán, y el secretario general de Junts, Jordi Turull, no deja mucho margen de duda: "las conclusiones de las comisiones de investigación que se constituirán en la próxima legislatura se tendrán en cuenta en la aplicación de la ley de amnistía en la medida que pudieran derivarse situaciones comprendidas en el concepto lawfare o judicialización de la política". Si bien el PSOE trató de matizar más tarde que no van a fiscalizar el trabajo de los jueces de ninguna forma, el apartado de buscar "responsabilidades" ha levantado la piel a los jueces que literalmente se la dejaron en perseguir lo ocurrido el 1-0.

El escrito reconoce que pudo existir una persecución de togas a personas con ideas independentistas por una cuestión política, y, según lo que se desprende del acuerdo, los diputados podrían expresar qué procesos tuvieron este carácter persecutorio.

El papel ha caído como una verdadera bomba atómica en el Tribunal Supremo donde durante meses se celebró el juicio del procés que terminó con una condena en 2019 para los cabecillas del referéndum ilegal. "El PSOE ha firmado que van a crear comisiones en el Parlamento para sancionar y echar a los jueces que no apliquen la ley como ellos creen que deben hacerlo", dice una fuente del alto tribunal que formó parte de este proceso.

"Es claro que hacen referencia al Ministerio Fiscal, que Sánchez [el presidente del Gobierno] cree que controla y que legalmente tiene legitimación activa para promover la responsabilidad disciplinaria de los jueces", indican.

"Saltamos al abismo directamente", asegura otra voz en el órgano. "Lawfare es guerra jurídica o guerra judicial, según Wikipedia. Prevaricación, según el Código Penal español", esgrimen.

Un tercer miembro del Tribunal apunta que esta amnistía ampliada supone "desactivar el Poder Judicial, que es tanto como bloquear el Estado de Derecho". Y otro añade: "Comparto la preocupación, por no decir indignación, de gran parte de la sociedad española". De la amnistía que han pactado ambos grupos se deduce que van a decaer decenas de causas judiciales ya tengan sentencia firme o estén en procesos activos, que se borrarán los antecedentes penales de todos los condenados del procés y sus derivadas y que se incluirá a personas procesadas por causas que no han tenido que ver con el independentismo pero que se consideran perseguidas por sus ideas políticas.

Algunos de los consultados hacen una comparación con la libertad de los periodistas: "Es como si mañana aseguran que harán una ley para restringir los bulos de la prensa e hicieran lo mismo. Es amenazar con echar a los jueces que no apliquen la ley del silencio periodístico como ellos reclaman". Dicen que la independencia judicial no es que vaya a estar en riesgo cuando se creen estas comisiones, sino que "ya la han lesionado de manera irreversible".

Esgrimen que un juez de Barcelona, los de la Audiencia Nacional o el Tribunal Supremo "sabe que va a ser vigilado en cuanto ponga su primera resolución sobre la amnistía por una comisión que todavía no existe pero se creará". Corregir al Poder Judicial desde el Congreso, explican, es cortar una de las patas sobre las que se sustenta el sentido del Estado en el que los españoles llevan viviendo desde 1978.

Se trata de un "ataque frontal a la Constitución", apuntalan en la Fiscalía del Tribunal Supremo. Por su parte, los consultados en el órgano que custodia la Carta Magna hablan de "estupor ante la amenaza directa en forma de exigencia de responsabilidades a quien ha aplicado la ley de un modo que una comisión política puede concluir que no le gusta".

Estas fuentes del Tribunal Constitucional remarcan "estupor" también "ante la burla a los principios que están en el título preliminar de la Constitución y en particular al principio de igualdad de los españoles".

Franco y Venezuela

Para las voces consultadas en el alto tribunal la situación es extrema. "Franco nunca se atrevió a firmarlo y expresar explícitamente, como ahora, que los jueces que no interpreten la ley como ellos exigen serán expulsados", dicen.

Están convencidos de que con esta ley se ha terminado la división de poderes. "Nadie será juez sin consecuencias perjudiciales para él". Agregan que el que no trabaje como "la mayoría política" quiera "van a tratar de expulsarle" y consideran que "no estamos más cerca de Venezuela", sino que "en materia de independencia judicial, ya somos Venezuela".

Las reacciones en redes sociales contra la amnistía han sido igualmente masivas en el mundo de la Justicia. "Los jueces estamos obligados a aplicar las leyes. Aunque estemos en desacuerdo por completo, sin perjuicio de poder plantear la cuestión de inconstitucionalidad. Y debemos hacerlo sin sesgo, y con obligación de motivación", defendía el letrado del Tribunal Supremo Carlos Viader.

"Llaman judicialización de la política a meter en la cárcel a políticos delincuentes. El problema no es la judicialización de la política, sino la politización de la justicia", lamentaba el abogado Eduardo Prieto. "Auguro que esto nos compromete enormemente en la Unión Europea. Puede costarnos la permanencia", revelaba la jueza Natalia Velilla.

La Comisión del CGPJ se reunió anoche de urgencia para admitir su "frontal rechazo" por lo que consideran "una inadmisible injerencia en la independencia judicial y un flagrante atentado a la separación de poderes". De llegar a manifestarse esta iniciativa parlamentaria, dijeron, "determinaría nuestra más frontal oposición a través de los cauces legalmente establecidos".

Las cuatro asociaciones de jueces unidas

No es tan común que las cuatro asociaciones judiciales firmen juntas, puesto que la progresista suele desmarcarse en la mayoría de ocasiones. Lo mismo que ocurre con las tres agrupaciones de fiscales. Esta vez no ha sido así. La mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura (APM), la Asociación de Justicia Francisco de Vitoria (AJFV), el Foro Judicial Independiente (FJI) y Juezas y jueces para la Democracia han a aclarado de forma rotunda su "rechazo" a las referencias del 'lawfare' o la judicialización de la política. Igual que la Asociación de Fiscales (AF), la Asociación Profesional Independiente de Fiscales (APIF) y la Unión Progresista de Fiscales (UPF). Todos a una.

El hecho de que puedan realizarse comisiones de investigación en sede parlamentaria para determinar la presencia de situaciones de judicialización política, dicen los firmantes, podría suponer en la práctica una "evidente intromisión en la independencia judicial y la quiebra de la separación de poderes".

Los jueces sin fisuras señalan que "estas expresiones" lo que hacen es mostrar "desconfianza en el funcionamiento del Poder Judicial" y "no son aceptables". Aclaran que: "El poder Judicial en España es independiente, no actúa sometido a presiones políticas y dispone de un sistema de garantías jurisdiccionales que aparta el riesgo que se apunta".

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

18 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. Cuántas lecciones de Historia «contemporánea». Falta por revisar si en la votación durante el reinado de Isabel de castilla un diputado vendió su voto sobre la imposición del cinturón de castidad.
    Creo que el rey Fernando dejó constancia que los «indios» no tenían rabo.
    Este señor que tanto conoce la Historia, lo de la ilegalidad de la Republica Española da fe de ello, nos lo aclare.

  2. ¿Han muerto la independencia de los tribunales, la separación de poderes, la certeza, la legalidad, la participación y control, los derechos fundamentales?
    ¿Los ha habido alguna vez desde el de Olivares, Guzmán y Pimentel, y el golpe de estado de 1700?

  3. La república española nunca tuvo legitimidad, la impusieron en 1931 tras unas elecciones municipales que no tenían ese alcance, ni siquiera tuvieron el valor de ejecutar a los impostores e invasores borbones, que tampoco tuvieron legitimidad jamás, ni siquiera en París.
    ¡Viva san Mateo Morral!

    Lo del frente popular en 1936 fué peor, montaron un fraude masivo, y ni aun así ganaron las elecciones, se han revisado las actas.

    El acceso de los frente-populacheristas a gobernar tuvo idéntico estilo a la asonada anti-Habsburgo del Garibaldi, y la de su discípulo Benito Mussolini, anticlerical, desquiciado. ¿Un actor, pero por cuenta de quién?
    ¡Gentuza!

  4. En 1992, don Armando Torrent, catedrático de derecho romano en la UCM, decía aterrado: ‘¡Están intentado controlar las sentencias judiciales!’
    Si ahora hay quien monta escándalos farisaicos por algo parecido, será porque alguien se escapa al criterio de jurista de reconocido prestigio….en seguir instrucciones, para el acceso, de matute, a la judicatura.
    Prou, basta!

  5. Chamberlain

  6. Pues señor o señora Ferb. Como a la justicia española (a sus jueces) les siga como hasta ahora, más vale que se busquen otra faena.
    Por cierto, creo que Chamberlin ya tiene una estatua en los partidos y redacciones de derechas ganada por sus conversaciones con Hitler y su bloqueo a la legítima República española.

  7. Que le pregunten al Juez Marchena, su independencia, por ejemplo. Solo hay que recordar conversaciones de miembros destacados del PP.

  8. Creo que el Supremo tendrá recursos e influencias para poner este nauseabundo caso en el terreno de la Justicia Internacional, al menos en la Unión Europea. Esta atrocidad no sólo es un riesgo para España, sino para toda Europa. Si se tolera internacionalmente, tendremos que poner una estatua a Chamberlain.

  9. ¿HASTA CUÁNDO , PEDRO SÁNCHEZ, VAS A SEGUIR ABUSANDO DE NUESTRA PACIENCIA?¿QUÉ TE HABRÁ PROMETIDO SOROS , P.SÁNCHEZ?
    «ROMA NO PAGA A TRAIDORES».
    Bismarck: “Estoy firmemente convencido de que España es el país más fuerte del mundo. Lleva siglos queriendo destruirse a sí misma y todavía no lo ha conseguido”

  10. Cuanto adorador de las libertades del franquismo.
    ¡Aquello sí que eran elecciones libres y frecuentes!
    ¡Que periódicos.El Alcázar, Ya…donde encontrabas aquella libertad de expresión tan añorada!
    ¡Por favor no olvidemos el cine, Raza… siempre precedidas de aquel bonito y libre documental llamado No-Do!
    ¡Que me dicen de aquellos fusilamientos y garrotes viles tan marciales y profilácticos!
    ¡ Y aquella educación segregada que tanto talento musical desarrolló con el canto del Cara al Sol matutino y esa misa que tantas vocaciones despertó entre tocaditos de culo a mayor gloria de nuestro señor!

    Cuanta libertad y bienestar hemos perdido!!!

  11. ¿que ha muerto? IMPOSIBLE… porque lleva muerta desde la publicación misma de la Constitución. En ella, EL PODER POLÍTICO SOMETE AL JUDICIAL, y conforme han avanzado los tiempos, le ha sometido más aún.
    Ha tenido que venir UN DICTADOR DE VERDAD para verlo con toda claridad, pero la independencia de la justicia dejó de existir, lo mismo que la igualdad entre todos los españoles, en el momento mismo de su publicación. Luego vino el psoe, y quitó a los congresistas la libertad de expresión, opinión y voto (disciplina de voto) con la connivencia del PP. Y a partir de ahí… CUESTA ABAJO HACIA LA DICTADURA. La máxima expresión vino CON LOS DECRETAZOS LEY que suprimieron, con la sola firma del dictador, TODAS LAS LIBERTADES BÁSICAS (Circulación, reunión y residencia) de todos los españoles, sin una declaración de Estado de Excepción, que sería lo propio. En fin, es lo que tenemos. Eso, y un REY PASMADO.

  12. Que pesaos los del equipo de opinión sincronizada. Ya habéis hecho vuestra labor por aquí. Ya podéis volver a vuestros rediles de adoración a Don Pedro I el Pagafantas.

  13. Una preguntita inocente: este escandalizado Tribunal Supremo, ¿ es el mismo que aquel que según el senador y portavoz del PP, controlaba a la sala segunda del mismo por la la puerta de atrás? Y te «afinaban» lo de la Gürtel con la fiscalía.
    Pero que poca vergüenza!!!!
    Ahora que el Tribunal Constitucional responde a las mayorías parlamentarias del país, son malos malísimos y rojazos y venezolanos… y hace cuatro días cuando tenían la ley del aborto bloqueada 10 años!!!!! y tantas otras y respondían a minorías más de derechas que la circulación en España, eran buenos buenísimos.
    Pero que se creen, que somos gilipoyas?.

  14. Si en verdad existiese la separación de poderes, no habríamos llegado a esto, ni se escandalizarían los togados. La judicatura no es imparcial, sigue emponzoñada de la esencia franquista.

  15. Señores Jueces y Magistrados,encuentren resquicios jurídicos para procesar, juzgar y si procediera condenar, al Señor Sánchez.Es presuntamente merecedor de ello.A los que afecta el Art.8 de nuestra Constitución, al parecer,no les afectan estos hechos.Que más se puede decir.

  16. Yo creo que mejor no hacer comparaciones con el mundo periodístico, porque visto lo visto esta gente es buen capaz de acabar con la libertad de prensa. No sé cómo podemos estar aquí, que desastre

  17. En la anterior legislatura fueron a por los cuerpos y fuerzas de seguridad. De los Cobos y otros.. Eso ya se laminó complaciendo a los golpistas. Ahora le toca el turno a los jueces. A por ellos.

  18. ¡Es inaceptable, no podemos permitir que se acuse a los jueces de perseguir al independentismo cuando «literalmente se dejaron la piel por perseguir el 1-O»!