Comunidad Valenciana

Valencia inicia la exhumación de 76 víctimas del franquismo en el cementerio de Paterna

La Generalitat inicia la exhumación de 76 víctimas del franquismo en la fosa 21 del cementerio de Paterna. GVA

La Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática ha iniciado los trabajos de exhumación de 76 víctimas del franquismo enterradas en el cementerio de Paterna (Valencia), lugar en el que se van a buscar los restos de fusilados en julio de 1939.

Se trata de la primera actuación directa de este tipo realizada por la Generalitat en Paterna, que este mismo año se completará con la apertura de la fosa 126 del mismo cementerio, la más numerosa documentada en todo el territorio valenciano, donde se calcula que están enterradas 238 víctimas.

La consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, ha asistido a la apertura de la fosa 21, donde ha asegurado que la Generalitat «avanza en el cumplimiento de la hoja de ruta marcada desde el inicio de la legislatura de ir exhumando todos los restos de víctimas de la represión franquista que existen en nuestro territorio».

«Estamos devolviendo la dignidad, no de las víctimas que nunca la perdieron; con cada exhumación y cada vez que entregamos unos restos a sus familiares vamos devolviendo un poco de dignidad a nuestro país», ha asegurado Pérez Garijo, para quien esta actuación directa de la Generalitat es «un paso más en el camino de la justicia y la reparación para las víctimas y sus familias».

A su juicio, «avanzamos en ese objetivo tan importante de conseguir un territorio libre de fosas, porque no podemos tener una democracia de calidad si la construimos sobre las fosas de la vergüenza».

Los trabajos en la fosa 21 están encomendados a la Asociación Científica Arqueoantro, adjudicataria del contrato, por 120.165 euros, para la indagación e investigación, localización, delimitación, exhumación y estudio antropológico de víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

Al acto han asistido el director general de Calidad Democrática, Iñaki Pérez, numerosos familiares de víctimas de la fosa 21, autoridades de los municipios de procedencia y representantes de entidades memorialistas, que han presenciado cómo los arqueólogos retiraban las lápidas que hasta ahora cubrían el túmulo.

Cuatro ‘sacas’ con entre 18 y 20 presos

Todas las víctimas de esta fosa común fueron fusiladas entre el 15 y el 21 de julio de 1939, en cuatro ‘sacas’ de entre 18 y 20 presos cada una. El lugar de procedencia es muy variado. De Ontinyent provenían 15 de ellos y otros 12 eran de Bocairent. También murieron asesinadas nueve personas de Quart de Poblet, otras tantas de València y cuatro de Alfara del Patriarca.

De Catarroja eran tres mujeres: Carmen Martínez Fortea, Bárbara Morella Ribes y Francisca Ballester Nogueras, asesinadas en la última de las sacas, el 21 de julio.

Además, entre los fusilados hay víctimas de otras poblaciones valencianas como Alicante, Vila-real, Bugarra, Losa del Obispo, Castelló, Torrent, Calles, Manises, Picassent, Mislata, Benicarló y Paterna. Entre ellos había obreros, tejedores, mecánicos, labradores, camareros, albañiles, zapateros, dibujantes, impresores, médicos comerciantes e industriales. En concreto, en la saca del 15 de julio fue fusilado el secretario del Ayuntamiento de València José María Calatayud Alfonso.

Entre los fusilados también había hombres de otros lugares de España como Madrid, Cartagena, Jaén, Caravaca de la Cruz (Murcia), Beas de Segura (Jaén), Albacete, San Felices de Ara (Huesca) y Medina de Río Seco (Valladolid). Eran militares, guardias de asalto, guardias civiles, policías, abogados y empleados de banca.

Te puede interesar

Comentar ()