La NASA ha confirmado para el verano de 2018 el lanzamiento de la primera misión de la agencia al Sol con el objetivo de ampliar conocimientos sobre la estrella. La misión Solar Probe Plus ha sido rebautizada como Parker Solar Probe en honor del astrofísico Eugene Parker, que describió en 1958 los fundamentos del viento solar. Es la primera vez que la NASA nombra una misión en honor de una persona viva.

Parker Solar Probe está diseñada para llegar a 6 millones de kilómetros de la estrella y a soportar el calor y la radiación que eso representa.  La misión dispondrá de una ventada de 20 días que se abre el 31 de julio de 2018 para su lanzamiento.

«La sonda solar va a una región del espacio que nunca se ha explorado antes», dijo Parker, que trabaja en la Universidad de Chicago y participó en la presentación de la misión. «Es muy emocionante que finalmente podamos verla. Uno quisiera tener algunas medidas más detalladas de qué está sucediendo en el viento solar. Estoy seguro de que habrá algunas sorpresas. Siempre las hay».

«Parker Solar Probe va a responder a preguntas sobre la física solar que nos han confundido durante más de seis décadas», dijo el responsable científico, Nicola Fox, del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins. «Es una nave espacial cargada de avances tecnológicos que resolverá muchos de los misterios más grandes sobre nuestra estrella, incluyendo descubrir por qué la corona del Sol es mucho más caliente que su superficie», agregó.