Observadores en Somport

Observadores en Somport SEO

logo
Contar pájaros para tomar la medida a los humanos

Inteligencia artificial & Ciencia DIA DE LAS AVES 2017

Contar pájaros para tomar la medida a los humanos

El charrán ártico es un pequeño pájaro que cada año viaja desde Groenlandia hasta la Antártida y regresa. Vuela anualmente más de 70.000 kilómetros. Nos habla de él Luis Tirado, biólogo y delegado territorial de SEO/BirdLife en Aragón. Tirado no reserva aire para respirar cuando se trata de hablar de migraciones de aves.

Contagia su fascinación por los pájaros mientras explica qué hacen un montón de pajareros –como les gusta llamarse a ellos- mirando al cielo. Estamos en un punto de observación en el puerto de Somport en el pirineo aragonés, a más de 1.500 metros de altura. Pasan un grupo de grullas en formación en uve. No son fáciles de ver. Pablo Monroy, un estudiante en prácticas de SEO, se apresura a anotar el avistamiento. “Pero el Charrán ártico no pasa por aquí”, aclara Tirado. Era un ejemplo para mostrar la determinación de las aves.

Técnicos de SEO/BirdLife

Técnicos de SEO/BirdLife R. Ordóñez

Cuatro técnicos y seis voluntarios están repartidos entre los puertos de Portalet y Somport para registrar el paso de las aves migratorias por estos pasos naturales. Marta Medrano, ambientóloga y técnico de campo de SEO, explica en qué consiste su trabajo: “Hacemos censo de aves migratorias de nueve de la mañana a seis de la tarde, siempre que las condiciones nos dejan. Estamos pendientes del cielo y hacemos barridos con los prismáticos y llevamos catalejo de apoyo, para ver especies para las que no te alcanza con los prismáticos”.

Apuntan todo: la velocidad del viento, la humedad relativa, la temperatura, si llueve, la humedad relativa, etc.. “Con estos datos, una vez que los tengamos bien recopilados y unificados hacemos análisis estadístico para ver cómo influye la meteorología con el paso de las aves, si unas condiciones favorecen a una especie o lo contrario, para que cuando pasen los años sepamos prever, según el tiempo que hace qué aves vienen y por dónde”, explica en Monroy.

Este es el segundo año que están en el puerto de Somport; están probando los puestos de observación. “Estamos investigando, de todo este puerto, cuál es el puesto que mejor explica -estadísticamente hablando- la migración”. Esta actividad se encuadra en el proyecto Lindus-2, financiado, mayoritariamente, con fondos europeos.

Puerto de Somport R.O.

Un grupo de golondrinas pasa junto a nosotros, estamos en el hito 304 que marca la frontera con Francia. A nuestros pies, las pistas vacías de Candanchú. Con su vuelo irregular y vistas desde la distancia, parece que van dando saltos por las montañas. “Lo más seguro es que vengan desde Bélgica, pero pueden venir desde más lejos”, apunta Tirado.

“Las aves migratorias son especialmente sensibles a las mínimas perturbaciones en el clima, con el anillamiento científico, hace dos décadas ya teníamos constancia de un adelanto de la llegada de la migración de las golondrinas”, explica el biólogo aragonés. Un adelanto que el pasado verano fijaron en un mes de media por el cambio climático. Los registros de SEO sobre la golondrina son de hace décadas. Los datos recopilados en Somport están empezando a registrarse ahora, pero con el tiempo y su acumulación serán muy valiosos.

Ciencia ciudadana

La observación de aves es clave para saber más de nosotros y nuestro entorno. “La Oficina Europea de Estadística incluye el seguimiento de las poblaciones de aves entre los índices que determinan la sostenibilidad y el bienestar social de quienes vivimos dentro de la Unión Europea, explica Asunción Ruiz, directiva ejecutiva de SEO/BirdLife, en un artículo que escribe para El Independiente con motivo del Día de las Aves.

Pero para que las aves sean un indicador hay que contarlas. Ahí es donde entra la colaboración ciudadana. Miles de voluntarios llevan años haciendo anotaciones para la ornitología. Ahora incluso se pueden hacer con aplicaciones de teléfono. Este fin de semana los días 30 de septiembre y 1 de octubre los pajareros de toda España realizarán más de 300 actividades relacionadas con las aves. Los amantes de los pájaros tienen este fin de semana marcado en el calendario.