Dos personas han muerto en Nigrán, comarca de Vigo, al ser cercados por el fuego que desde el domingo está haciendo arder Galicia y que ha provocado evacuaciones en decenas de pequeñas localidades. A estas muertes se suma la de un hombre de 78 años vecino de Carballeda de Avia (Ourense). Falleció al intentar salvar la vida de sus animales. La cuarta muerte se ha contabilizado en Vigo donde un vecino de 70 años de edad de San Andrés de Comesaña, se cayó de un terraplén mientras intentaba apagar las llamas de su casa y de la de su vecina con una manguera.

Desde el pasado viernes se han declarado en Galicia 146 incendios forestales que vecinos, equipos municipales, brigadas de la Xunta, integrantes del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) tratan de extinguir. En estos momentos son quince los incendios que tienen decretada la situación 2, de riesgo real para la población. En cuanto a las comunicaciones continúa cortada la A-52 y el tráfico ferroviario entre Vigo y Ourense.

Hay 15 incendios que tienen decretada la situación 2, de riesgo real para la población

Los incendios forestales registrados en Asturias, un total de 35, han obligado a desalojar por precaución durante la pasada noche a los vecinos de las localidades de Gillón, La Viliella y Larón, en el concejo de Cangas del Narcea, y a cortar dos carreteras del suroccindente asturiano. En Portugal, con 128 focos, las llamas han acabado con la vida de 27 personase en el norte y el centro.



Así ha sido el trágico domingo de incendios en Galicia antes del paso del huracán Ophelia | Vídeo: M.V., agencias

 

Situación en Galicia

Lugo mantiene en alerta por riesgo para la población los fuegos de Noceda y Donís, en Cervantes, en plena reserva de la biosfera de Os Ancares, donde los vecinos temen perder sus viviendas y dicen estar «rodeados» por las llamas mientras denuncian que faltan medios.

En Ourense viven la situación dos un incendio en San Cristovo de Cea, en Oseira, por proximidad a Pieles; otro en Baños de Molgas, en Betán, por cercanía a Nevoeiro; un tercero en Chandrexa de Queixa, en Chaveán, por proximidad a Vilamaior, en el municipio vecino de Castro Caldelas; el cuarto en Paderne de Allariz, en la parroquia de Cantoña; y el último en Lobios, en Araúxo.

En Pontevedra hay seis incendios en situación dos, con el de Ponteareas, que empezó en Padróns, como más importante tras extenderse a los municipios de Redondela, Soutomaior y Pazos de Borbén -donde está el riesgo en Nespereira-, con 1.500 hectáreas de superficie.

Los fuegos de Salvaterra de Miño, en Pesqueiras, cercano a Castelo; Gondomar, en Morgadáns, próximo a este mismo núcleo; As Neves, parroquia homónima, junto a Paredes; y Baiona, en Baíñas, cercano a esta población; también están en situación de riesgo real para la población.

A estos se une el incendio de Nigrán, en Parada, donde ya ha habido dos víctimas mortales, fallecidas cuando viajaban en una furgoneta que ha sido pasto de las llamas.

 

Estado de las comunicaciones

La autovía A-52 permanece cortada en ambos sentidos entre A Cañiza (Pontevedra) y Ribadavia (Ourense) así como el tráfico ferroviario entre Vigo y Ourense a causa de los incendios que azotan Galicia, informaron fuentes de la DGT y de Renfe.

Han reabierto en las últimas horas otras vías como la circunvalación de Vigo, la VG-20, o la autovía a Baiona, la VG-57, igualmente afectadas por la oleada de incendios de este fin de semana.

En cuanto al tráfico ferroviario, se han visto afectados el Intercity Vigo-Ponferrada y el Ponferrada-Vigo, el Alvia Pontevedra-Madrid, que se desviará por Santiago, y el tren-hotel procedente de Madrid con destino a Vigo, con la posibilidad de que se traslade por carretera a los viajeros desde Ourense.

Anoche, los viajeros del tren-hotel Vigo-Barcelona viajaron por carretera hasta Zaragoza, para desde allí proseguir el trayecto en tren hasta la Ciudad Condal.