En las universidades españolas pocas mujeres se inclinan por carreras técnicas. En ciencias, matemáticas e informática las mujeres representan el 30%, en ingeniería son el 23%. Estas disciplinas, reunidas bajo el acrónimo STEM, muestran una brecha de género que profesionales, profesores e investigadores luchan por romper en el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, que se celebra este domingo.

La desigualdad no es local. De acuerdo a un estudio realizado por la ONU entre estudiantes de 14 países, hay tan solo un 18% de probabilidades de que las mujeres terminen una licenciatura en ciencia, y un 2% de que obtengan un doctorado. Esos porcentajes suben hasta el 37% y el 6% entre los hombres. Según el informe PISA, en España solo el 7% de las niñas de 15 años se plantean cursar estudios superiores técnicos o científicos.

La escasez de mujeres en ingenierías TIC (telecomunicaciones e informática) es especialmente acusada. Solo una de cada 10 estudiantes es mujer. A su vez, según previsiones de la UE, el sector tecnológico va a necesitar un gran número de titulados en STEM en los próximos años por el cambio de modelo que supone la instauración de la industria 4.0. Se prevé una estimación de crecimiento del empleo del 8% hasta 2025. La formación de personal cualificado dentro de este ámbito se erige como una prioridad. “En el nuevo mundo tecnológico que se está gestando necesitamos contar con todo el talento disponible, sin distinción de género. El sector tecnológico e industrial necesita mujeres cualificadas, que aporten puntos de vista distintos a los que estamos acostumbrados en el sector, mayoritariamente masculino. Queremos que haya más mujeres emprendedoras y líderes tecnológicas”, asegura la Real Academia de Ingeniería, que creó hace un par de años el proyecto Mujer e Ingeniería para combatir la situación.

Este año el día mundial ha explotado. Se ha multiplicado por cinco el volumen de actividades respecto a 2017

La institución realizará actividades en los próximos días. Serán algunas de las más de mil que se tendrán lugar en el marco del día mundial. En la página del colectivo 11 de febrero se pueden consultar las actividades que se celebran este año en España. Este año el 11F ha explotado. Se ha multiplicado por cinco el volumen de actividades respecto a 2017. Unos 800 centros educativos de toda España recibirán a mujeres investigadoras para impartir cerca de 700 charlas y talleres.

El 39% de las personas que se dedican a la ciencia en España son mujeres, según los datos de la Secretaría de Estado de I+D+i. Una cifra que apenas ha cambiado en la última década. Este dato supera en seis puntos a la media Europea, que se sitúa en un 33%. Sin embargo, estas mujeres trabajan bajo un techo de cristal que les dificulta alcanzar puestos altos en la jerarquía. En la carrera investigadora académica, la representación de las mujeres en la categoría de mayor rango es baja, con solo un 21% de mujeres catedráticas en la universidad pública española. Esta proporción no es tan acusada en los centros privados donde los varones suponen el 57 % de estos puestos frente al 43 % de mujeres.

A finales de año se produjo un hecho histórico en la ciencia de nuestro país. Por primera vez en sus casi 80 años de existencia, el CSIC nombraba una mujer como presidenta, Rosa Menéndez. “Es un triunfo para la sociedad, no solo para las investigadoras. Hay muy buenas profesionales en España y muy pocas en altos cargos. Quiero servir de correa para que otras compañeras tengan las mismas posibilidades”, ha asegurado.

Diez científicas a las que debemos el presente

Del wifi, a los lenguajes informáticos. Pasando por la imagen del ADN o el indestructible Kevlar. Fueron mujeres las que trabajaron por que esos inventos cotidianos fuesen realidad. | Vídeo: Mario Viciosa.

 

Las mujeres que se deciden por una carrera tecnológica y logran trabajo en el sector “se encuentran con un mundo complejo, organizado de una manera ajena a sus intereses. Todo ello produce situaciones de aislamiento”, explica Ana González Ramos, investigadora en sociología de Universidad Abierta de Cataluña y autora principal de un estudio al respecto publicado en la Revista Española de Investigación Sociológica. Las jornadas intensas, la disponibilidad total y la dedicación extralaboral son algunos de los factores que impiden la conciliación y echan para atrás a las mujeres.

Las jornadas intensas, la disponibilidad total y la dedicación extralaboral echan para atrás a las mujeres

“En la física el porcentaje de autoras de patentes es idéntico al de mujeres representativas en esa área. Es decir, somos igual de competitivas, pero en números absolutos tenemos un número inferior al de los hombres”, declaraba Elena Domínguez, Vicepresidenta de Relaciones Internacionales del CSIC, en el acto Niñas sin Límites. Ciencia del Futuro, celebrado en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, con motivo del día mundial, organizado por Inspiring Girls, una fundación que combate los estereotipos de género. Pone en contacto a mujeres profesionales con grupos de niñas de entre 12 y 16 años. Mujeres como, Domínguez, explican a las chicas cómo trazaron su trayectoria profesional y les sirven como modelo e inspiración.

El mismo museo alberga una de las exposiciones estrella de este día mundial, Mujeres Nobeles. El 97% de los Premios Nobel han sido otorgados a hombres, tan solo un exiguo 3% a mujeres. En total 48 mujeres han sido galardonadas en las distintas especialidades: 12 en Medicina o Fisiología, 14 en Literatura, 2 en Física, 4 en Química y 16 con el Premio Nobel de la Paz.

El Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia está promovido por la ONU. La igualdad de género en la ciencia es uno de sus Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. Quieren superar los prejuicios y estereotipos de género, aumentar la inversión en educación y mejorar las perspectivas profesionales de las investigadoras. En definitiva, el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas.