Una nueva fase de la globalización está haciendo que China o Indian toquen techo en cuanto a producción de determinados bienes. Tras la crisis desatada entre 2008 y 2009, aumentó el llamado comercio Sur-Sur. Y eso ha tenido un reflejo en las emisiones globales de dióxido de carbobo (CO2), principal gas de efecto invernadero. En concreto, una tasa de incremento del 1,33% anual de gas contaminante achacable a la producción y comercio entre países en vías de desarrollo al Sur de China y América Latina, según han documentado investigadores de la Universidad East Anglia.

El estudio, en el que también participaron investigadores de China y Estados Unidos, investigó cómo las cadenas de suministro y producción complejas están distribuyendo industrias intensivas en consumo de energía y sus emisiones de CO2 en todo el Sur global. Descubrió que el comercio Sur-Sur se duplicó con creces entre 2004 y 2011.

China e India pueden cumplir con París mientras deslocalizan actividades a mercados menos estrictos

Algunas actividades de producción se están trasladando de China y la India a países como Indonesia, Vietnam y Tailandia, en particular para la producción de materias primas y bienes intermedios en sectores con gran consumo de energía. A su vez, el crecimiento de las emisiones de CO2 incluidas en las exportaciones chinas se ha desacelerado o revertido, mientras que las emisiones incorporadas en las exportaciones, como los textiles, de regiones menos desarrolladas como Vietnam y Bangladesh han aumentado.

Según Dabo Guan, profesor en economía del cambio climático en la Escuela de Desarrollo Internacional de la UEA, “el éxito de los esfuerzos internacionales de mitigación del cambio climático puede depender de reducir el crecimiento de la energía y las emisiones de carbono en países industrializados y en vías de industrialización. De lo contrario, naciones como China e India pueden cumplir con su contribución bajo el Acuerdo de París mientras deslocalizan ciertas actividades a mercados emergentes en otras partes de Asia con medidas de política climática menos estrictas”.

El comercio Sur-Sur se ha triplicado en 10 años

Cambios en las emisiones netas en el comercio Sur-Sur. Exportadores netos, en azul y los importadores netos, en rojo. Las flechas muestran las diez mayores transferencias Sur-Sur de emisiones incorporadas en 2004 (a), 2007 (b) y 2011 (c) Guan y otros

El comercio internacional aumentó en más del 50% de 2005 a 2015. Aproximadamente, el 60% del aumento estuvo vinculado al aumento de las exportaciones de los países en desarrollo. Sin embargo, durante el mismo período, el comercio Sur-Sur creció aún más rápido, más de tres veces, para alcanzar el 57% de todas las exportaciones de los países en desarrollo (9.300 millones de dólares) en 2014.

Tal como relatan los autores en Nature Communications, esta tendencia puede socavar seriamente los esfuerzos internacionales para reducir las emisiones globales que se basan cada vez más en reunir contribuciones voluntarias de naciones más pequeñas y menos desarrolladas. “El rápido crecimiento en el comercio Sur-Sur refleja una fragmentación de las cadenas de suministro mundiales donde las primeras etapas de producción de muchas industrias se han trasladado de países como China e India a economías con salarios más bajos, una tendencia que se ha acelerado desde la crisis financiera mundial en 2008”.

Los investigadores utilizaron los últimos datos disponibles sobre comercio internacional y emisiones de CO2 de 2004, 2007 y 2011 para rastrear las emisiones relacionadas con productos y servicios intermedios y finales de 57 sectores industriales que se comercializaron entre 129 regiones (101 de las cuales son países individuales).

En estudios anteriores, los mismos autores señalaron que las emisiones de CO2 incorporadas a las exportaciones chinas han alcanzado su punto máximo debido a la estructura cambiante de la producción china. Sugieren que se debe prestar más atención a garantizar que los países que pueden reemplazar parcialmente a China como principales bases de producción aumenten sus exportaciones utilizando industrias bajas en huella de carbono.