Los parques nacionales de Picos de Europa y Ordesa y Monte Perdido cumplen 100 años desde su declaración con la máxima figura de protección ambiental que existe en la legislación española. La primera Ley de Parques Nacionales, aprobada el 8 de diciembre de 1916 consiguió, que España fuera uno de los países pioneros en el mundo en la apuesta por la protección de la naturaleza. Esta ley recogía el concepto estético y paisajístico de Parque Nacional, bajo el que se declararon en 1918, los dos primeros parques nacionales españoles, el de la Montaña de Covadonga y el de Ordesa.

El primero, la Montaña de Covadonga, fue declarado el 22 julio de 1918 y ampliado en 1995, cuando fue renombrado como Parque Nacional de los Picos de Europa. Un mes después se declaraba el segundo, el Valle de Ordesa o del río Ara, ampliado en 1982 y también renombrado como actualmente se le conoce, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

La historia de los Parques Nacionales nace vinculada a la de la Reconquista de la península Ibérica por los reinos cristianos

La historia de los Parques Nacionales nace vinculada a la de la Reconquista de la península Ibérica por los reinos cristianos. La Junta de Parques Nacionales creada con la Ley de 1916 y presidida por Pedro Pidal inicia su actividad con la promoción de una ley “relativa a la Conmemoración de duodécimo centenario de la batalla de Covadonga” y en la que se declara Parque Nacional de la Montraña de Covadonga al macizo de Peña Santa.

Según su artículo 1 “Covadonga será objeto de especial protección de parte del Estado, y todas las obras monumentales que allí se realicen, comprendiendo los sepulcros para los restos de Pelayo y Alfonso I el Católico, serán dispuestas por el Ministerio de Instrucción Pública, mediante propuesta a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Los proyectos de obra en Covadonga para solemnizar el XII Centenario de la Reconquista serán ultimados dentro del año actual, a fin de proceder seguidamente a su ejecución”.

imagendelaley

Ley de Parques Nacionales de 1916

Aunque la batalla de Covadonga no tuvo lugar hasta el año 722, se marca el inicio de la revuelta de los astures liderados por Don Pelayo en el año 718

 

 

 

Aunque la batalla de Covadonga no tuvo lugar hasta el año 722, se marca el inicio de la revuelta de los astures liderados por Don Pelayo en el año 718. Así que fue determinante la protección del monumento histórico del Santuario de Covadonga para la elección del primer espacio nacional protegido por la pionera ley española. Se inició entonces la particular reconquista del patrimonio natural  español que disfrutamos hoy. La actual Red de Parques Nacionales de España está integrada por 15 espacios protegidos: Picos de Europa, Ordesa y Monte Perdido, Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, Archipiélago de Cabrera, Cabañeros, Caldera de Taburiente, Doñana, Garajonay, Islas Atlánticas de Galicia, Monfragüe, Sierra Nevada, Tablas de Daimiel, Teide, Timanfaya y Sierra de Guadarrama, la última incorporación, declarado en 2013.

Postal Picos de Europa Alfonso XIII.

Postal de época

Plantación del árbol por SS.MM. los Reyes D. Alfonso XIII y Dª Victoria Eugenia, el 8 de Septiembre de 1918 en el acto de inauguración del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga. Entre los testigos del discurso del Ministro del Ramo, D. Francisco Cambó, se encuentran el Presidente del Consejo de Ministros, D. Antonio Maura y el Comisario de Parques Nacionales, D. Pedro Pidal (de una postal de Fototipia Thomas).

Fuente: MAGRAMA

Fuente: MAPAMA R.O.

Al listado de Parques Nacionales se sumará, en breve, el nuevo Parque Nacional de la Sierra de las Nieves (Málaga), cuyo Proyecto de Ley la ministra Teresa Ribera confía en poder remitir a las Cortes Generales antes de que acabe el año. El futuro parque contará con 22.983,73 hectáreas, en las que se encuentran sistemas naturales aún no representados en la Red, como los bosques relictos de pinsapo y singulares afloramientos de peridotitas, con sus comunidades florísticas asociadas, igualmente singulares y raras.

La Red es una selección de áreas que representan los principales sistemas naturales españoles. Su superficie total es de 384.592,29 hectáreas (368.604,09 terrestres y 15.988,20 marinas), lo que representa aproximadamente un 0,76% del territorio español.