Astronomía | Inteligencia artificial & CienciaSistema Solar

La teoría del noveno planeta revive tras un hallazgo más allá de Plutón

Descubren un objeto cuya órbita es compatible con la existencia del Planeta X en el sistema solar

logo
La teoría del noveno planeta revive tras un hallazgo más allá de Plutón
Recreación de una supertierra más allá de Plutón

Recreación de una supertierra más allá de Plutón Carnegie

Resumen:

Es relativamente pequeño y muy lejano. Lo han bautizado como 2015 TG387, alias The Goblin (El Duende) y su órbita parece que se ve alterada por algo mayor, algo consistente con la idea de un noveno gran planeta en el sistema solar. Lo que se ha conocido coloquialmente como Planeta X y que la comunidad científica teoriza desde los años treinta y busca desde hace más de dos décadas.

Scott Shepard, de la Institución Carnegie, y sus colegas, Chad Trujillo, de la Universidad del Norte de Arizona, y David Tholen, de la Universidad de Hawai, han encontrado un nuevo objeto extremadamente distante mucho más allá de Plutón. Está a 80 veces la distancia de la Tierra al Sol (UA). Por hacernos una idea, Plutón lo está a 34 veces de media.

No está claro qué es ese objeto, podría ser un planetoide. De hecho, lo han encontrado en una de las campañas de búsqueda de este tipo de astros y planetas enanos, categoría a la que fue rebajado Plutón. Su órbita es muy alargada. Apenas se acerca nunca al Sol. En su punto más alejado, llega hasta aproximadamente 2.300 UA.

Hipotética órbita del planeta 9 (en verde-lima) y el objeto encontrado 2015 TG387 (en naranja)

Hipotética órbita del planeta 9 (en verde-lima) y el objeto encontrado 2015 TG387 (en naranja) Tomruen (CC)

La clave es que este tipo de objetos se ven alterados por las órbitas de los grandes planetas de nuestro sistema solar: Júpiter o Saturno. Pero El Duende está muy lejos. “Estos objetos se pueden usar como sondas para comprender lo que está sucediendo en el límite de nuestro Sistema Solar”. Junto a otros descubiertos por el mismo equipo, parecen apuntar a que es otro gran planeta el que influye en sus movimientos.

Ya en 2014 propusieron la presencia de un planeta desconocido varias veces más grande que la Tierra, a veces llamado Planeta X o planeta nueve, orbitando alrededor del Sol mucho más allá de Plutón a cientos de UA.

Estos objetos distantes son como migas de pan que nos llevan al Planeta X

“Creemos que podría haber miles de cuerpos pequeños como el TG387 2015 en las franjas del Sistema Solar, pero su distancia hace que encontrarlos sea muy difícil”, asegura Tholen. “Actualmente sólo detectaríamos el TG387 cuando esté cerca de su aproximación más cercana al Sol”. El problema es que tarda 40.000 en dar una vuelta alrededor del Sol.

Hace décadas que se habla de la existencia de un planeta más en el Sistema Solar

Hace décadas que se habla de la existencia de un planeta más en el Sistema Solar

“Estos objetos distantes son como migas de pan que nos llevan al Planeta X. Cuantos más de ellos podamos encontrar, mejor podremos entender el Sistema Solar externo y el posible planeta que creemos está configurando sus órbitas, un descubrimiento que redefiniría nuestro conocimiento. de la evolución del Sistema Solar “, señala Sheppard.

Dibujando su órbita desde 2015

Primero observaron a 2015 TG387 en octubre de 2015, en el telescopio japonés Subaru ubicado en lo alto del Mauna Kea en Hawaii. Las observaciones de seguimiento en el telescopio Magellan en el Observatorio Las Campanas en Chile y en el Telescopio Discovery Channel en Arizona se obtuvieron en 2015, 2016, 2017 y 2018 para retratar la órbita del objeto.

El Duende estaría al límite de considerarse un planeta enano. Ttiene un diámetro de cerca de 300 kilómetros. La ubicación en el cielo (cuando están más cerca del Sol) es similar a la de la mayoría de otros objetos transneptunianos extremadamente distantes conocidos. Esto sugiere que algo los está empujando a tipos similares de órbitas.

Simulaciones por ordenador incluyeron un planeta supertierra varios cientos de UA en una órbita alargada según lo propuesto por otros investigadores antes. La mayoría de las simulaciones mostraron que en realidad su camino era guiado por la gravedad del Planeta X. Este pastoreo gravitacional podría explicar por qué los objetos más distantes en nuestro Sistema Solar tienen órbitas similares. Estas órbitas les impiden acercarse demasiado al planeta propuesto; algo que explica cómo Plutón nunca se acerca demasiado a Neptuno a pesar de que sus órbitas se cruzan.

Lo que hace que este resultado sea realmente interesante es que el Planeta X parece afectar al 2015 TG387 de la misma manera que todos los demás objetos del Sistema Solar extremadamente distantes. Estas simulaciones no prueban que haya otro planeta masivo en nuestro Sistema Solar, pero son una prueba más de que algo grande podría estar allí “, concluye Trujillo.