Trenes interrumpidos, tornados que provocan grandes apagones, aviones que no salen y carreteras cortadas son las consecuencias del temporal del domingo en España, sobre todo en el norte y Baleares, en una jornada en la que el protagonista, además del retraso del horario, ha sido el frío.

El tráfico ferroviario entre Asturias y León se ha interrumpido debido a la nieve caída en las últimas horas y que impide el paso de los trenes por el puerto de Pajares, informa Efe. 

El corte, que se localiza entre Navidiello y Linares (Asturias), ha obligado a la compañía ferroviaria a establecer un plan alternativo de transporte por carretera para aquellos servicios ferroviarios con origen o destino en Oviedo y Gijón. Hasta el momento Renfe no puede precisar cuando se podrá volver a circular con normalidad por estas rutas.

Además, la nieve y la caída de árboles han provocado que en el Principado de Asturias se hayan cortado una veintena de carreteras, y que en Cantabria haya quedado intransitable un tramo de la CA-643 a la altura de Merilla.

En torno a 38.000 hogares en Menorca están sin electricidad por un tornado y otras 15.000 en Asturias por el temporal

Según datos del Servicio de Emergencias del Principado, el temporal también ha provocado cortes de electricidad en unos 15.000 hogares, especialmente en concejos del suroeste. Y sin electricidad se han quedado también 38.000 vecinos en Menorca, en este caso por un tornado.

Según los últimos datos ofrecidos por Red Eléctrica, las «adversas circunstancias podrían prolongar las labores de recuperación» de las dos líneas de alta tensión dañadas por la tormenta.

La longitud de estas líneas, la orografía accidentada y el cierre del transporte marítimo por el temporal dificulta la localización de los puntos dañados y el inicio de los trabajos de reparación, aunque Red Eléctrica trabaja para restablecer la infraestructura «en el menor tiempo posible».

En Galicia, el 112 Galicia lleva contabilizados 137 incidentes, pero donde mayores complicaciones hay es en la provincia de Lugo, en concreto en la autovía A-6 a la altura de O Corgo, donde el temporal ha provocado incidencias en las carreteras LU-636, Vilouta de Abaixo y Armea de Abaixo; LU-540, en Furco; CG 2.2, en Sarria; LU-633, en Pedrafita do Cebreiro; y en la LU-530, en San Miguel.

Galicia ha sufrido más de un centenar de incidentes con las mayores complicaciones en la A-6 de Lugo

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha informado de que hoy se ha registrado la jornada más fría del otoño, con unas temperaturas mínimas muy bajas en el interior y norte del país, donde en al menos nueve provincias los termómetros han registrado valores negativos.

La temperatura más baja se ha registrado en Madrid, en el Puerto de Navacerrada (-5,6 grados), seguida de la de Medina de Rioseco, Valladolid (-5,3 grados), la estación de esquí de La Pinilla, en Segovia (-5,2) y Fresno de Sayago, en Zamora (-5,1).

Estas bajas temperaturas, además de la nubosidad, han provocado las primeras nevadas en cotas bajas, y la cota de nieve ha estado por lo general entre los 600/900 metros, aunque se han podido ver copos a 300 metros en zonas del Cantábrico, según la Aemet.

El descenso drástico de las temperaturas continuará el lunes con precipitaciones fuerte en el Cantábrico y Baleares

Y en el interior de la Comunitat Valenciana algunas localidades, como Morella o Vilafranca, han registrado las máximas más bajas para un mes de octubre desde 1979.

Según la Aemet, en Castellfort no ha pasado de los 2 grados, Morella se ha quedado con 4 grados y Villafranca con 4,5, mientras la capital de La Plana ha llegado a los 15 grados, tres menos que el sábado, y Vinaròs 16.

Mañana la inestabilidad va a continuar y varias provincias amanecerán con alertas por nieve, entre ellas Cantabria, Burgos, Asturias, León, Palencia, Soria o Navarra.

Además, hay posibilidad de precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el Cantábrico y Baleares y, a última hora, en las Rías Bajas.

Se acerca para las últimas horas de mañana una perturbación atlántica que dejará más nevadas, aunque en cotas más altas que ahora, y precipitaciones en muchos puntos del país.

Previsiones

El descenso drástico de las temperaturas iniciado el sábado en toda la Península continuará el lunes con precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el Cantábrico y Baleares y nevadas en zonas de la mitad norte peninsular, informa Europa Press. 

Según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), hasta 28 provincias de 15 comunidades autónomas se encuentran en riesgo de bajas temperaturas, lluvias, nevadas, viento y otros riesgos costeros.

El riesgo por nevadas es especialmente importante en Cantabria y Burgos y también afectará a León, Palencia, Segovia, Soria, Navarra, La Rioja, Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Asturias.

Los avisos por fuerte viento se localizan en las provincias de Almería, Granada, Huesca, Zaragoza, Albacete, Melilla, Alicante, Valencia, Baleares y Murcia, y el riesgo es mayor en Castellón y Tarragona.

De su lado, Baleares está en riesgo por lluvia y Huesca y Lleida por temperaturas mínimas, mientras que los riesgos costeros afectarán a Cataluña (especialmente a Tarragona), Andalucía (Almería y Granada), Canarias (Las Palmas de Gran Canaria), Comunidad Valenciana (Alicante y Valencia), Baleares, Melilla y Murcia.

Según la Aemet, las nieve aparecerá a partir de los 1.000 metros en el noroeste peninsular, los 700 metros en Pirineos y los 800 metros en el resto de la mitad norte.

Temperaturas sin cambios o en ligero aumento en la Península y en descenso en Baleares y Canarias. Heladas en montañas y páramos de la mitad norte y sierras del sudeste de la Península, localmente fuertes en Pirineos.

Vientos alisios en canarias y viento de componentes norte y oeste en Península y Baleares, rolando a sur y oeste en numerosas zonas. Soplará fuerte con rachas muy fuertes en el área mediterránea y habrá intervalos de intensidad fuerte en los litorales cantábrico oriental y gallego y en el interior este peninsular.