Ciencia y Tecnología | Medio Ambiente

Los animales no se adaptan a tiempo al avance del cambio climático

Las respuestas de los seres vivos al cambio climático tiende a ser insuficiente.

Cabras montesas en La Pedriza del Manzanares. Madrid

Filmar y fotografiar. Grabar los sonidos de los animales silvestres, es decir, captar y capturar sin que mueran los protagonistas se ha convertido en una de las más practicadas actividades de los naturalistas convencionales y de muchos otros practicantes del turismo de naturaleza. La llamada caza fotográfica no hace más que aumentar. Foto: Javier Sánchez.

Aunque los animales responden comúnmente al cambio climático, en general, estas respuestas son insuficientes para hacer frente a tiempo al ritmo acelerado del aumento de las temperaturas.

Es la conclusión de un equipo internacional de 64 investigadores liderado por Viktoriia Radchuk, Alexandre Courtiol y Stephanie Kramer-Schadt del Instituto Leibniz para la Investigación de Zoológicos y Vida Silvestre (Leibniz-IZW), que evaluó más de 10.000 estudios científicos publicados sobre adaptación animal al calentamiento global.

En la vida silvestre, la respuesta observada con mayor frecuencia al cambio climático es una alteración en el tiempo de los eventos biológicos, como la hibernación, la reproducción o la migración (rasgos fenológicos), según Europa Press.

Los cambios en el tamaño y la masa corporal u otros rasgos morfológicos también se han asociado con el cambio climático, pero, como lo confirma este estudio, no muestran un patrón sistemático. Los investigadores extrajeron información relevante de la literatura científica para relacionar las variaciones en el clima a lo largo de los años con los posibles cambios en los rasgos fenológicos y morfológicos. A continuación, evaluaron si los cambios en los rasgos observados estaban asociados con una mayor supervivencia o un mayor número de descendientes. «Nuestra investigación se centró en las aves porque los datos completos sobre otros grupos eran escasos», dice la autora principal Viktoriia Radchuk.

El coautor Steven Beissinger, profesor de la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos), añade en un comunicado que «esto sugiere que las especies pueden permanecer en su hábitat de calentamiento, siempre y cuando cambien lo suficientemente rápido para enfrentar el cambio climático».

Sin embargo, el autor principal Alexandre Courtiol, del Leibniz-IZW, agrega que «es poco probable que esto suceda, ya que incluso las poblaciones que experimentan un cambio adaptativo lo hacen a un ritmo que no garantiza su persistencia».

Igualmente, el coautor Thomas Reed, profesor titular de University College Cork (Irlanda), explica «que estos resultados se obtuvieron comparando la respuesta observada al cambio climático con la que se esperaba si una población pudiera ajustar sus características para poder hacer un seguimiento perfecto del cambio climático».

Comentar ()